scorecardresearch

20 pueblos unidos impulsan una ruta sobre el Románico burebano

S.F.L.
-

Adeco Bureba -promotor del proyecto- pretende ubicar un centro de interpretación y otro de difusión en alguna de las 21 iglesias incluidas en el itinerario. En primer lugar, se diseñará una marca y una web

La iglesia románica de Aguilar está declarada BIC. / Adecentarán el acceso a templos como el de Ahedo. - Foto: Alberto Rodrigo / S.F.L.

La comarca de la Bureba se caracteriza, además de por sus campos de cereal, por el patrimonio Románico, representado en pequeñas ermitas como en las iglesias más ejemplares de este estilo. Tal es el interés que despierta entre los turistas que 20 localidades del territorio se han unido para crear un proyecto en común e impulsar una nueva ruta en la que poder conocer 21 monumentos religiosos.

Una vez puesta de manifiesto la capacidad de atracción que esta expresión artística y cultural despierta, la Asociación para el Desarrollo Comarcal Bureba -promotora del plan- trabaja en estructurar un producto turístico que genere un movimiento económico y social en el territorio. Convencidos de los beneficios, Rublacedo, Aguilar, Ahedo, Los Barrios, Carcedo, Rojas, Soto, Navas, Lences de Bureba, Castil de Lences, Galbarros, Monasterio de Rodilla, Piérnigas, Río-Quintanilla, Valdazo (Briviesca), Quintanarruz, Revillalcón, Rioseras, Temiño y Tobes y Rahedo apuestan por impulsar su patrimonio.

El carácter innovador que se ofrece en este caso parte de la estrecha vinculación del fenómeno del Románico de la zona con su territorio y sus gentes. Por ello, «no ha sido necesario definir el patrimonio para después ubicarlo en un territorio concreto, ya que el producto es el que pretende 'patrimonializar' el propio territorio y sus vecinos, presentar la Bureba como un conjunto en sí mismo que atesora importantes valores y atractivos turísticos de gran valor», aclara Miguel Ángel Petit, gerente de Adeco Bureba.

Ante este planteamiento ha resultado esencial contar con la participación de todos los agentes locales, desde las localidades más pequeñas hasta Briviesca, como capital de la zona, potenciando así el valor de una comarca por descubrir donde uno de los activos más importantes es su arte románico.

El primer paso que los pueblos participantes y la Asociación llevarán a cabo consiste en la creación de una marca turística, el diseño y desarrollo de una página web (en la que alojar la definición del producto, las informaciones precisas, las utilidades para el usuario y las interacciones del público), construir una aplicación exclusiva para el Románico del territorio, que permita al usuario obtener de una manera ágil y digital toda la información para su visita (rutas, horarios, recursos y mapas) y realizar acciones de comunicación online a través de videomárquetin y campañas de recopilación de contenido generado por los usuarios.

Otras actuaciones. Por otra parte, serán necesarias dos infraestructuras básicas: un centro de recepción e información en una población bien ubicada y accesible, con servicios y estructura de información turística; y  un centro de interpretación, que pretenden situar en uno de los monumentos representativos del Románico. Asimismo, en torno a estos dos elementos han de articularse el resto, como un sistemas de visitas, medios de apertura de templos y actividades culturales que complementen los monumentos.

El proyecto global, del que por el momento desconocen el presupuesto, pretenden ejecutarlo en «dos o tres anualidades». No obstante, Petit aclara que también incluirá «una buena iluminación de los templos, unos accesos dignos y zonas acondicionadas para estacionar los vehículos».

 

ARCHIVADO EN: Bureba, Briviesca