scorecardresearch

«Estoy deseando dar negativo y unirme al grupo»

J.A.D.C.
-

Adame, que se ha convertido hasta la fecha en el único positivo por covid en la Arandina, repasa su situación con DB a la espera del alta

Juan Carlos Adame, durante un instante del pasado encuentro de liga ante el Numancia B - Foto: J.A.D.C.

Dice encontrarse «bien», «en casa tranquilo» y «sin apenas síntomas», pero también ansioso por poder regresar junto al resto de sus compañeros a los entrenamientos. Ese es el resumen de la vivencia actual que le está tocando vivir al futbolista onubense de la Arandina Juan Carlos Adame. Una pieza importante en la zaga blanquiazul en la presente temporada, y también el único afectado por la covid hasta el momento tras el regreso de la plantilla ribereña a los entrenamientos.

«La verdad es que cuando me dieron la noticia no fue plato de gusto, pero bueno, así es la situación y no queda otra que aceptarla», señala resignado. Una situación que le tiene aislado en su residencia de Huelva y le obligará a pasar la Nochevieja en soledad alejado de su familia, pero que el jugador se toma con cierta tranquilidad al indicar aliviado que, ante ese hecho, nadie más entre los suyos ha dado positivo.

De todos modos, y ante la anómala situación que vive, Adame no deja de ser relativamente optimista dentro de las circunstancias que le envuelven en estos momentos. Tanto que, de hecho, ya cuenta los días que le restan para poder reemprender el trabajo y regresar a la capital ribereña a las órdenes de Álex Izquierdo.

«El cambio ahora de diez a siete días de confinamiento no sé si a mí me afecta porque imagino que hasta que no dé negativo en las pruebas de antígenos no podré subir», sentencia, «pero a partir del séptimo día o así (su positivo se produjo el pasado día 28), me pondré a hacerme pruebas a diario para ver si soy negativo o no y poder subir a Aranda para unirme al equipo».

Será necesario porque, como advierte, la 'cuesta de enero' se antojará especialmente dura de acometer para la plantilla blanquiazul al tener que enfrentarse ésta en el primer mes del año a prácticamente todos los rivales de la parte alta de la clasificación. Es por eso que, aunque asume que le costará un poco volver a coger el nivel que tenía por haber permanecido un tiempo más parado que el resto de la plantilla, no deja de manifestar que trabajará para «llegar lo antes posible para ayudar al equipo», hacer que su baja «se note lo menos posible», y luchar por «poder estar disponible para Álex bien el día 9, bien la semana siguiente».