"¿Tenemos suficientemente atendido nuestro patrimonio?"

Europa Press
-

"Si sumamos los pequeños templos que están en España en trance de desaparición por despoblación hacemos una catedral difusa por todo el territorio", lamenta el arquitecto

Peridis, en la capilla de Santa Tecla, en la presentación de su libro 'La luz y el misterio de las catedrales', publicado en 2012. - Foto: Alberto Rodrigo

Peridis considera una "catástrofe considerable" el incendio que ha dañado la catedral de Notre Dame de París, que considera "un emblema de Francia, de Europa y del mundo", y cree que obliga a reflexionar sobre España. "Tenemos suficientemente atendido nuestro patrimonio?", se pregunta el arquitecto que rehabilitó el Teatro Principal, ha escrito sobre varias catedrales, incluida la de Burgos, y ha presidido la Fundación Santa María la Real, volcada en la preservación del patrimonio, especialmente del románico.
Según ha destacado Peridis en declaraciones a Europa Press, es una "tragedia que obliga a poner el foco en el valor que tiene el patrimonio". "Si sumamos los pequeños templos que están en España en trance de desaparición por despoblación hacemos una catedral difusa por todo el territorio", ha lamentado.
Peridis considera que Notre Dame es emblema de "una época fundamental en la creación del mundo moderno", que es "el paso del románico al gótico, las primeras catedrales". Esta construcciones, al igual que las catedrales que le siguieron, fueron "un milagro de un espacio mágico, lleno de luz, color y mensaje", que "pretendían ser el cielo en la tierra, una casa de dios extraordinaria".

 

"MANTENER VIVOS LOS TEMPLOS"
José María Pérez González, más conocido como Peridis, publicó en 2012 'La luz y el misterio de las catedrales', un recorrido por los templos de Jaca, Santiago de Compostela, Lérida, Barcelona, Burgos, Cuenca y Oviedo. Tal y como ha resaltado, no solo hay que mirar a Notre Dame, que es ahora un "motivo de congoja", sino pensar en lo que está "cerca".
"No solo se trata de restaurar, sino de mantener vivos los templos, aunque sea con otra utilidad", ha resaltado Peridis, quien lamenta que "media España está vacía" y que "si los templos no tienen uso se van cayendo", en referencia a las palabras de Unamuno.
El arquitecto, Premio Nacional de Restauración y Conservación 2018, cree que "en cualquier parte" podría haber una tragedia similar a la ocurrida en París. Tal y como ha explicado, la tendencia en la actualidad es mantener las estructuras de madera de las cubiertas. Si las bóvedas están en pie cree que habrá que "reforzarlas" y si no se han hundido tienen "cierto arreglo". En cambio, si se han fundido los rosetones, sobre todo los del siglo XIII y XIV, se trata de algo "irrecuperable". "Se podría hacer otro, pero sería la copia", ha dicho.
"Si algo bueno tiene esta catástrofe, es que en un mundo en el que vivimos, donde lo virtual cobra tanta importancia, lo real, histórico y trascendental nos hace sentir una congoja enorme. Porque si perdemos la memoria, ¿quiénes somos?", ha dicho.
En España, y en comparación con la magnitud de Notre Dame, Peridis destaca la importancia de la Mezquita de Córdoba, que tiene "una gran superficie, mucha cubierta, y el mundo árabe y cristiano mezclado en un edificio extraordinario".

 

JULIO LLAMAZARES: "NOTRE DAME, EL ALMA DE PARÍS"
El escritor Julio Llamazares, autor de los libros 'Rosas de piedra' y 'Rosas del sur', en los que narra su travesía por las 75 catedrales de España, ha señalado que tras este incendio "se ha quemado el alma de París" y el "alma del gótico", al margen "de su dimensión religiosa".
Llamazares considera que "para cualquier ciudad su catedral es la caja negra de la navegación histórica de la ciudad" y cree que si uno mira una catedral "con atención" puede entender "mucho del carácter del pasado, presente y futuro de una ciudad".
Respecto al incendio que asoló la catedral de León en 1966, cuando el escritor era un "chaval", Llamazares recuerda ver a "mucha gente llorando", tal y como se ha visto en París, porque "al margen de la religiosidad es la esencia de la ciudad". "Lo que se ve es el alma de la ciudad y ante eso se moviliza todo el mundo", ha dicho.
El escritor justifica los permanentes recursos destinados al patrimonio porque las catedrales son "organismos vivos que están en permanente restauración" y experimentan "cambios y modificaciones a lo largo de la historia".
Sin embargo, no comparte la decisión de la iglesia de "musealizar" las catedrales, porque cree que de esta forma se ha "matado el espíritu". "Desde que la gente tiene que pagar por verlas la ciudad las da la espalda y solo las visitan las turistas. Las catedrales, como otros edificios, son patrimonio de los españoles y es el Estado el que debe mantenerlas con los recursos financieros", ha dicho.