scorecardresearch

Excluyen a Río Vena de la gratuidad de las aulas de 2 años

C.M.
-

La Gerencia de Servicios Sociales asumirá el coste del último curso de primer ciclo de Infantil para evitar desigualdades con el resto de escuelas que sí tendrán financiación regional

La nueva escuela infantil de Río Vena abrirá sus puertas este mes de septiembre. - Foto: Luis López Araico

Una de las principales novedades del próximo curso 2022-2023 será la gratuidad para el tercer curso del primer ciclo de educación Infantil, es decir para los escolares de 2 a 3 años. Sin embargo, la «improvisación y falta de información» sobre su implantación está complicando la organización de los centros. 

En el caso de las escuelas infantiles municipales, el Ayuntamiento solicitó en enero la gratuidad para las cuatro, las tres que están en funcionamiento, -Gamonal Norte, Villalonquéjar y zona sur-, y para Río Vena que abrirá en septiembre. La sorpresa ha llegado cuando la Gerencia de Servicios Sociales ha recibido una comunicación denegando esta opción para la nueva, debido a que no ha estado abierta durante el curso que acaba de terminar.

El Ayuntamiento ha recurrido la decisión pero para evitar agravios comparativos con las otras tres escuelas que sí tendrán aulas gratis en este tramo de edad financiará con sus propios recursos a las familias de Río Vena, según anunció la concejala de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez. «Desde junio de 2021 hemos estado tramitando el reconocimiento de Río Vena como centro de educación Infantil con la Junta de Castilla y León y el 8 de febrero nos lo concedieron pero luego nos dijeron que solo era para los que estuvieran funcionando en enero de 2022», lamentó la concejala, al tiempo que recordó que el propio gobierno regional ha puesto en marcha después de su propia orden nuevas aulas de 0 a 3 años en los colegios. 

También reprocha a la Junta la falta de detalles sobre este nuevo programa, lo que ha hecho que se esté trabajando «a ciegas». Aseguró que la única información de la que disponen es que el horario obligatorio será de 5 horas en todos los centros adheridos al mismo y en la franja horaria de 9 a 14 horas, aunque puede cambiarse, y con una ratio de 12 a 20 alumnos por aula. La Junta solo financiará al personal que sea necesario para mantener esas 5 horas lectivas pero no la matrícula ni el comedor ni otras horas de más que las familias quieran dejar a sus hijos en el colegio.

A ello se añade otro problema. El calendario lectivo de los centros educativos es de septiembre a junio y no corresponde con el de las escuelas infantiles municipales, que abren todo el año y también durante las vacaciones de Navidad o Semana Santa. «Todo ello nos generará problemas no solo de organización sino también a la hora de cobrar a las familias por los servicios», añadió Rodríguez. 

Complicada adaptación. Sin embargo, lo que más preocupa a la concejala es la adaptación de los menores al programa. En su opinión, 5 horas lectivas seguidas son excesivas, dado que durante el primer trimestre algunos de los alumnos no han cumplido todavía los dos años. «Son muy pequeños para tenerles tantas horas sin comer. En nuestras escuelas les damos un pequeño almuerzo y duermen su siesta. Este horario no se adapta a las necesidades de unos niños tan pequeños y pensamos que perjudicará a su desarrollo». 

El hecho de que numerosas aulas gratuitas estén en los colegios hace que tengan el mismo horario lectivo que en Primaria. «Verbalmente nos han dicho que las horas deben ser seguidas pero no tenemos nada por escrito».

Rodríguez avanza que las cuatro escuelas infantiles municipales mantendrán su horario de ocho horas y media y durante todo el año, salvo cuatro días en septiembre que cierran para realizar una limpieza integral y labores de mantenimiento. «La facturación a las familias se nos va a complicar bastante. Tendrán las 5 horas gratis pero si quieren comedor o estar más tiempo tendrán que pagarlo», añadió. 

La concejala ha mantenido reuniones con la dirección y los equipos educativos de las escuelas infantiles para planificar el nuevo curso y también se ha remitido una carta a las familias en las que ofrecen las correspondientes explicaciones con la información de la que se dispone hasta el momento. 

El Ayuntamiento gasta 2 millones de euros al año en las escuelas infantiles,- que disponen de 401 plazas-, de lo que recupera cerca de 600.000 por las matrículas que abonan las familias. La Junta ha avanzado que financiará con 41.000 euros cada aula de 2 a 3 años adscritas al programa.