scorecardresearch

Bridgestone se acerca a la huelga

L.M.
-

Los sindicatos recuerdan que quedan dos reuniones para alcanzar un acuerdo o empezarán los parones

La fábrica burgalesa tiene una plantilla de alrededor de 1.300 trabajadores. - Foto: Luis López Araico

Las negociaciones entre el comité de empresa y la dirección Bridgestone para acordar un nuevo convenio colectivo hasta 2023 han cumplido ya tres de las cinco reuniones pactadas. De la última, fijada para el próximo 28 de febrero, se dilucidará si se alcanza algún tipo de acuerdo o si, por el contrario, los sindicatos UGT yCCOO convocan una huelga a partir de 1 de marzo.

Antes de llegar a ese extremo, los representantes de la plantilla denuncian que, hasta la fecha, las negociaciones se están desarrollando de manera «muy lenta». Fuentes de los dos sindicatos mayoritarios lamentan que la compañía no les haya trasladado una «propuesta global» para que estos puedan planteársela a sus afiliados.«Perder el tiempo no merece la pena», apuntan esas fuentes.

En el encuentro de ayer, Bridgestone ofreció un ligero aumento de las retribuciones fijadas para los tres años de vigencia del convenio: para 2021 sigue siendo del 0% al entender la empresa que el IPC negativo del 2020 condiciona mucho; para 2022 los salarios subirían un 3,1% mientras que el año que viene lo harían lo mismo que el IPC medio, aunque con un tope del 3,5%. «Nuestro punto de partida es el mantenimiento de la carestía de vida, el no perder poder adquisitivo.A partir de ahí lo que quieran», aseguran.

De momento critican que se hayan producido «avances insignificantes» en materia económica y de contratación, con un compromiso inicial sobre los permisos retribuidos.«La huelga no es un plato de buen gusto para nadie, pero queda una semana y el asunto está aún muy verde», lamentan.Es por ello que en los próximos días reunirán a sus afiliados para trasladarles la situación actual del proceso.«Queremos comentar los siguientes pasos y el ultimátum, pero la intranquilidad claro que existe entre la plantilla», reconocen al tiempo que confían en poder evitar el peor de los desenlaces.

Por su parte desde el sindicato BUB, el tercero con mayor representación dentro del comité de Bridgestone, también constatan que apenas se han producido avances en la negociación y sacan a la palestra una de las reivindicaciones que han tomado también otros sindicatos: tomar como referencia el IPC interanual frente al promedio del 2021.Del mismo modo, reclaman establecer un plan de formación que culmine otorgando el máximo nivel salarial a todos los trabajadores del área de mantenimiento.Ademán, demandan mantener una garantía salarial de las primas para todos los empleados.