scorecardresearch

Ecoturismo en morado y para oler

B.A.
-

La lavanda es el eje sobre el que gira el proyecto de la finca San Francisco, en Santa Gadea del Cid

Granero de San Francisco, donde la flor viene muy adelantada este año. - Foto: K.M.

La lavanda es el eje sobre el que gira el proyecto de la finca San Francisco, en Santa Gadea del Cid, cerca de Miranda de Ebro. Allí plantaron dos hectáreas en 2018 y gestionan un total de 22 de agricultores implicados con su proyecto y que están cultivadas cerca de Miranda y en los Montes Obarenes, zona en la que nace el espliego de forma natural. «Nuestro objetivo es llegar a 50 para hacer viable la construcción de la destilería que hemos creado en la propia finca», comenta Koldo Madariaga, impulsor de esta aromática iniciativa en pleno proceso de crecimiento. 

Para desarrollar su negocio se han basado en el concepto de enoturismo que desde hace décadas está implantado en las bodegas. Por eso ofrecen catas aromáticas y explican como es el proceso de extracción del aceite de la flor tras haberla recogido del campo. También comercializan en su tienda productos como jabones, esencias o agua de lavanda. «Vendemos el aceite a  granel y luego un 20% de lo que producimos es lo que ofrecemos a  las visitas», explica Koldo, que matiza que ellos apuestan por los modelos franceses de microproducción. 

Las otras dos patas de su banco se basan en el aspecto cultural, con la celebración de conciertos cada domingo, día que también abren sus puertas al público y venden productos del entorno; y el alquiler de la finca para eventos familiares o de empresa. La floración de la lavanda, «que este año viene como 15-20 días adelantada y ya está muy bonita», es un atractivo para visitar esta finca, que apuesta por el ecoturismo y modelos de desarrollo en el ámbito rural.