Doce bienes llevan una media de 30 años esperando ser BIC

F.T.
-

El expediente de la villa de Espinosa de los Monteros se inició hace 47 años, denuncia Laura Domínguez, procuradora de Podemos

Vista de Sasamón. - Foto: Valdivielso

Doce expedientes para declarar Bienes de Interés Cultural (BIC) a conjuntos históricos y monumentos de la provincia «llevan paralizados una media de treinta años», afirma Laura Domínguez, procuradora regional de Podemos, quien pone como ejemplo «sangrante» el de Espinosa de los Monteros, cuya tramitación «se inició en 1972, lo hizo el Ministerio de Cultura y luego pasó a la Junta, es decir el proceso comenzó hace 47 años y sigue sin resolverse», manifiesta.
Domínguez presentará a la Comisión de Cultura de las Cortes regionales una proposición en la que solicita a la Administración regional que agilice la resolución de esos doce expedientes que afectan a la provincia con el fin de garantizar la protección de esos bienes. «No se resuelven por desidia de la Consejería de Cultura, a pesar de que la Ley de Patrimonio, aprobada hace catorce años, establece un plazo que en el plazo de dos años se tienen que resolver los expedientes o caducan», apunta Domínguez, quien considera fundamental contar con esas declaraciones «para delimitar bien los espacios de protección», matiza. 

doce joyas. Los expediente paralizados desde hace años hacen referencia a auténticas joyas de la provincia, como por ejemplo, señala Domínguez, el casco histórico de Briviesca; la iglesia parroquial del Condado de Treviño; la villa de Espinosa de los Monteros; la ermita de San Pelayo (Hortigüela); el Monasterio de San Pedro de Arlanza; la villa de Huérmeces; la casa de Vela Zanetti (Milagros); la villa de Presencio, el eremitorio Mozárabe de Cuevas de San Andrés (Quintanar de la Sierra), la villa de Valle de Mena, y las localidades de Villasandino y Sasamón. En esta última, su magnífica iglesia ya cuenta con la declaración de BIC, pero el objetivo es proteger todo el conjunto arquitectónica de la villa. 
Domínguez señala que buena parte de esos doce bienes paralizados, además de contar con la declaración de BIC, necesitan intervenciones urgentes , «porque están en mal estado, pero lo primero es resolver los expediente y después reclamar las actuaciones para su conservación», indica, a la vez que recuerda que en la ‘lista roja’ del patrimonio de Hispania Nostra.