scorecardresearch

Los cedidos tienen tope

Ó.C.
-

La FIFA limita a partir del 1 de julio el número de jugadores a préstamo. El próximo curso el Mirandés, y el resto de equipos, solo podrán tener ocho jugadores mayores de 21 años de otros conjuntos

Imagen de Camello, Imanol e Iñigo Vicente, tres de los cedidos en este curso en el conjunto rojillo. - Foto: Alberto Rodrigo

El Mirandés confecciona su plantilla, con la premisa de que tiene que incorporar muchas piezas. La política de cesiones marca la agenda y eso equivale a una renovación cada verano, aunque en este caso tendrá que hacerlo con un límite marcado por la FIFA, el máximo organismo del fútbol mundial, aunque las federaciones nacionales deben completarlo con un reglamento propio para hacerlo efectivo. El tope marcado por la entidad internacional está en los ocho jugadores a préstamo mayores de 21 años. Los que están por debajo de esa edad no computan.

El Mirandés disponía en el último curso 15 jugadores cuyos derechos pertenecían a un tercero. El número supera el fijado por la FIFA, aunque solo siete futbolistas sobrepasaban la edad límite, por lo que sí que entraría dentro de la legalidad. En cualquier caso, la política de cesiones de Chema Aragón puede verse condicionada, aunque en la parte positiva está la inclinación del director deportivo por aspectos como la proyección y la juventud, cualidades que en Miranda se ven como sinónimo de una mayor implicación . Futbolistas como Camello, Hassan o Riquelme no computarían, pero otros como Jorge Sáenz, Arroyo o Brugué sí.

La normativa de la FIFA complicará todavía más el panorama en próximas campañas, ya que en la 2023/2024 el organismo rebaja el número de futbolistas a préstamo a siete y en la siguiente a seis. Todos ellos en principio y si no hay cambios, con el tope de 21 años. 

Otro de los condicionantes incluidos por el organismo internacional regula el número máximo de jugadores que pueden ser cedidos por un equipo a otro. El límite son tres, una cifra alta y que como mucho en las últimas temporadas se ha igualada, con el caso de la Real Sociedad en la campaña en la que desde San Sebastián prestaron al Mirandés a Merquelanz, Guridi y Sagnan.

El motivo esgrimido por la FIFA no tiene que ver tanto con los equipos que reciben a los cedidos, como los clubes que reparten por otros equipos a sus jugadores en propiedad. El motivo tiene que ver con «evitar el acaparamiento o acumulación de futbolistas», ya que había clubes que fichaban mucho para luego completar la formación de los jugadores en terceros equipos, lo que según la FIFA también va en contra del «desarrollo de los jugadores jóvenes».