Sanidad pide extremar las precauciones en 56 zonas de salud

SPC
-

Los brotes crecen a diario y ya suman 35 en toda la Comunidad desde la llegada de la 'nueva normalidad', 27 de ellos aún continúan abiertos y activos

Un vecino de Oencia (León) se hace una prueba PCR ante un foco surgido en dicha localidad - Foto: Ical

Los contagios por coronavirus aumentan con la aparición diaria de distintos brotes en las provincias de la Comunidad, cuyo mapa se tiñe cada vez más de amarillo, color que significa la existencia de más de 2,5 casos de covid por cada 10.000 habitantes. A mediodía de ayer ya eran 56 zonas básicas de salud (ocho más que el día anterior) las que se encontraban en esta situación, a las que hay que sumar tres más (Aranda Norte, Aranda Sur e Íscar) que están en situación de transmisión comunitaria (color rojo).
Estas casi 60 zonas cuentan con mayor riesgo de confinamiento, algo que ya se ha producido con autorización judicial en las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban, y que podría estar cerca en las dos áreas del municipio burgalés de Aranda de Duero, donde ya se aconseja no salir de la zona y restringir al máximo los contactos sociales.
La Consejería de Sanidad insiste en que estas zonas de color amarillo en el mapa de incidencia acumulada en los últimos siete días indican una «mayor incidencia de casos positivos y más probabilidad de alcanzar un posible confinamiento». No obstante, en algunas no hay gran cantidad de nuevos casos positivos, aunque unos pocos pueden disparar la tasa por encima de los 2,5 casos por cada 10.000 vecinos. 
Precisamente a los habitantes de estas áreas sanitarias ha pedido Sanidad extremar la precaución y evitar repuntes que les podría obligar a solicitar retrocesos en la desescalada, tal como ha sucedido en otras comunidades autónomas. 
Las provincias de Burgos y Salamanca son las más afectadas por esta situación, ya que entre ambas suman la mitad de estas áreas de salud, con 26 entre las dos, la mayor parte de ellas localizadas en espacios urbanos.
Además, cabe tener en cuenta que en estos datos recogidos por Ical no están incluidos los cinco nuevos brotes declarados en la jornada de este miércoles. Castilla y León ya suma a lo largo de la ‘nueva normalidad’ 35 brotes con al menos 304 personas contagiadas. Las delegaciones territoriales de la Junta informaron que 27 de los brotes se encuentran actualmente abiertos.
Nuevos brotes

Los cinco brotes conocidos en las últimas horas en Zamora, Aranda de Duero (localidad que suma cinco), Carbajosa de la Sagrada, Astorga (León) y San Rafael (Segovia), suman ya 19 nuevos positivos.
El nuevo brote en la localidad burgalesa de Aranda de Duero pone a la población ribereña al borde del confinamiento, tal y como aseguró su Consistorio. Este nuevo episodio por covid-19 cuenta con tres casos positivos de un grupo de amigos y aumenta a cinco los focos activos en el municipio. De esta forma, la provincia de Burgos registra ya 15 brotes, casi la mitad del total autonómico.
Salamanca también declaró otro brote en una guardería de Carbajosa de la Sagrada, que afecta a cuatro personas con resultado positivo en las pruebas PCR.
En San Rafael (Segovia) se declaró un brote que afecta a cuatro personas con resultado positivo y que cursan con sintomatología leve o son asintomáticos, sin ningún hospitalizado.
Otro se registró en Zamora capital, que afecta hasta el momento, a cuatro personas. Sanidad está realizando encuestas epidemiológicas a los entornos familiares, sociales y laborales. Por ahora se está efectuando a 25 contactos.
El último de los rebrotes surgió en Astorga (León), con cuatro positivos sin síntomas, y que está originado en el ámbito familiar.