scorecardresearch

El PSOE podría llevar a los juzgados el presupuesto si el PP no lo modifica

Á. M. / Burgos
-

El Grupo Municipal Socialista considera que todas las inversiones peligran porque se han cuantificado ingresos irreales al quedar prohibido por el Gobierno central la petición de crédito

El presupuesto municipal para 2012 es «ilegal». Así lo advierten en el Grupo Socialista, donde consideran que se ha diseñado con una previsión de ingresos «absolutamente irreal», con premura para evitar «recortes que impidieran reflejar inversiones que no se podrán hacer» y con la necesidad de «sacrificar todas las inversiones si no se modifica».

Lo explicaron los concejales Luis Escribano y Carmen Hernando después de registrar un escrito en el que reclaman su modificación «antes de aprobarlo definitivamente» (se aprobó inicialmente el 30 de diciembre).

El problema está en que las inversiones previstas se han cuantificado en 28 millones de euros, pero de ese dinero el Ayuntamiento únicamente cuenta con 800.000 euros de fondos propios. El resto de los ingresos están previstos por la venta de patrimonio municipal (siete millones), por el incremento de los ingresos por las trasferencias de capital de otras administraciones («algo que es seguro que no va a pasar») y, sobre todo, por la firma de un crédito de 18 millones de euros.

El problema es que Rajoy ha ratificado y continuado en el tiempo el ‘decretazo’ que en su día firmóZapatero y que prohibe a los ayuntamiento pedir préstamos si su nivel de endeudamiento (lo que debe respecto a lo que ingresa) supera el 75%, y el del Ayuntamiento de Burgos ya rozaba el 84% a final de 2011.

El límite es conocido y se da la circunstancia de que un concejal del PP, César Rico, explicó, como presidente de la Diputación, que este año la administración que preside no podrá acudir a crédito al tener un nivel de endeudamiento del 91%. «Le pedimos al señor Rico, que parece que es el único del PP que lo ha entendido, que se lo explique a sus compañeros», invitó Hernando. De ese préstamo dependen parte del Arena, parte del Auditorio, el ARCH o las inversiones en vías públicas.

En el PSOE creen que tampoco se producirá venta alguna del patrimonio municipal, o que al menos no alcanzará los siete millones de euros previstos. Con ese dinero se pretenden pagar inversiones como el ARI de San Cristóbal, parte del Auditorio, parte del Arena o el albergue juvenil.

¿Y qué pasa si el PP no modifica el presupuesto? La pregunta se la autoformuló Hernando. Y tenía, claro, la respuesta. «Será ilegal y estará sujeto a modificaciones constantes». Por eso pidieron que «se recorte gasto corriente, se haga un verdadero plan de austeridad y se garanticen las inversiones necesarias, y no otras como el Arena». Si su petición no surte efecto, Hernando admitió que el PSOE «pensaría en emprender acciones judiciales».