100 euros menos en nómina para conductores de ambulancias

L.M.
-

Los trabajadores denuncian que Ambuibérica rebaja el salario a 180 empleados de urgencias de Burgos y la compañía alega que se ha hecho «tras un requerimiento de la Inspección»

Solo los trabajadores del servicio de urgencias verán recortado su salario desde el mes de marzo. - Foto: Luis López Araico

Son días difíciles para todo el personal sanitario de la provincia, entre los que se engloban médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y conductores de ambulancias entre otros.Es precisamente este otro colectivo el que se ha encontrado un ‘regalo’ en su nómina del mes en modo de rebaja de 100 euros -del concepto de dietas y kilometrajes, instaurado desde hace muchos años-, lo que de no cambiar se traduciría en una pérdida adquisitiva de 1.200 euros anuales, partiendo que un técnico de transporte sanitario, de base, percibe 1.035 euros mensuales. La compañía, Ambuibérica, opera en todas las provincias de Castilla y León menos en Soria, y en Burgos cuenta con una plantilla de 250 trabajadores, de los cuales 180, los que hacen servicios de urgencia, sufrirán ese recorte. 
«No se lo han comunicado formalmente a los empleados, solo al comité. Ha sido una decisión unilateral. Nos han transmitido que sí se quieren reunir con nosotros pero ahora es mucho más complicado, y ya nos están quitando los 100 euros», critican desde el comité de empresa, que temen que esta situación se perpetúe durante las próximas semanas o meses si no lo remedian antes.
Según fuentes de la dirección de Ambuibérica consultadas por este periódico, la empresa alega «que cumple estrictamente el convenio colectivo de transporte de enfermos y accidentados en ambulancia de Castilla y León», y aseguran además que en el último mes han hecho cambios en la nómina de algunos empleados «tras un requerimiento de la Inspección Provincial de Trabajo ySeguridad Social de Burgos».
Tal es su hartazgo, que viene de largo, los trabajadores burgaleses, que de momento tienen constancia que son los únicos a los que les afecta esta medida en toda la comunidad, han pensado mucho paralizar su actividad y plantarse ante la direcciónAmbuibérica, pero reconocen que el pueblo español no es culpable de esta desdicha y seguirán al pie del cañón hasta que todo esto acabe». Los trabajadores denuncian también la realización de horas extras como consecuencia de la falta de plantilla.Además, admiten «miedo» a la hora de realizar su empleo ante la carencia de equipos de protección individual, necesarios ya que trasladan a pacientes aquejados de coronavirus. 
Por último, lamentan el temor a manifestar sus quejas y/o sugerencias por miedo a posibles represalias en cualquiera de sus modalidades: despido, reducción de jornada... incluso alertan de amenazas que se traducen en traslados a bases muy lejanas de sus domicilios, sabiendo que el kilometraje no será remunerado.