scorecardresearch

Tratan de evitar una franquicia en la cafetería Espolón

J.M.
-

El Ayuntamiento aprueba la licitación del local. Pide un mínimo de 2.000 euros por el alquiler mensual

La cafetería Espolón de desalojó el pasado mes de diciembre. - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento de Burgos intentará que no sea una franquicia la que ocupe la antigua cafetería Espolón (también conocida como Polisón). Esa es una de las principales novedades del pliego del concurso que aprobó ayer la Junta de Gobierno y en el que se recoge que no solo se valorarán las ofertas económicas, que tendrán un peso de 75 puntos sobre un total de 100, sino que habrá otros 25 en los que se evaluarán criterios subjetivos, se tendrá en cuenta el proyecto técnico y comercial y se penalizarán a aquellos negocios franquiciados. En otras palabras, parte con ventaja una iniciativa innovadora respecto a un establecimiento de hostelería replicado.

En el pliego, tal y como ya anticipó este periódico el pasado mes de marzo, se recoge que el Ayuntamiento pide un mínimo de 2.000 euros de alquiler al mes y que el futuro inquilino podrá regentar el local anejo al Teatro Principal durante los próximos 10 años.

Cabe recordar que el local se quedó vacío el pasado 28 de diciembre después de que el anterior inquilino dejara una deuda de más de 200.000 euros en impagos de alquileres (apenas abonó alguna cuota de manera excepcional). Acató la resolución judicial y se marchó del negocio después de 5 años y medio al frente del mismo.

El Ayuntamiento reclamará al próximo adjudicatario que deposite una fianza que equivaldrá a 2 meses de alquiler y una garantía adicional de otros 18.000 euros.

Son las mismas cantidades que tuvo que anticipar el anterior inquilino y que el Consistorio está intentando quedarse para aminorar la deuda que se quedó pendiente. El problema, que la empresa entró en concurso y toca ver si ese dinero forma parte, o no, de la masa concursal ya que pueden existir otros acreedores con mayor prioridad para el cobro.

El Ayuntamiento tratará también de recuperar los alrededor de 200.000 euros que se le deben pero para ello debe de esperar a que finalice la fase de liquidación. En el Ejecutivo municipal no hay grandes expectativas de ingresar demasiado dinero.