scorecardresearch

Tráfico prevé 133.000 desplazamientos este puente en Burgos

DB
-

El operativo coincide además con la Campaña especial de vigilancia y control de alcohol y drogas que se está llevando a cabo desde el pasado lunes 8 hasta el domingo 14.

77 víctimas mortales se han registrado este año en las carreteras de la comunidad, 13 de ellas en Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha presentado hoy en Aranda de Duero, la operación especial '15 de agosto' que arranca mañana viernes, a las 15 horas, hasta las 24 horas del próximo lunes, que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico con el fin de dar cobertura a los 919.000 movimientos previstos para estos días en Castilla y León.

La delegada ha estado acompañada por el subdelegado en Burgos, Pedro de la Fuente; el director provincial de Tráfico de Burgos, Raúl Galán; el subjefe de Tráfico de Valladolid, Alejandro García Sierra, y el comandante inspector de servicios del sector de la Guardia Civil de Tráfico de Castilla y León en Burgos, Javier Guerra.

Según ha explicado Barcones, "este fin de semana largo, gracias a la celebración el lunes de la festividad nacional del 15 de agosto, se unirán, a los desplazamientos de salida y retorno por el cambio de quincena del mes de vacaciones de agosto, los de corto recorrido que se produzcan a lugares en los que se celebren fiestas populares así como los que se realicen a poblaciones del litoral y playas, de Comunidades Autónomas limítrofes, o zonas de segunda residencia por tratarse de unos días de ocio y descanso de fin de semana dentro del mes típicamente vacacional que es agosto". En este punto, la delegada del Gobierno ha incidido en "extremar la prudencia en estos desplazamientos cortos y conocidos por carreteras convencionales, porque continúan siendo las más peligrosas con 3 de cada 4 fallecidos en accidentes".

Durante los días de esta operación especial, Tráfico ha establecido una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico con el fin de dar cobertura de seguridad a los millones de desplazamientos de corto y largo recorrido previstos.

La delegada del Gobierno ha señalado que "para dar cobertura a esta operación y hacer que todos estos movimientos sean seguros, Tráfico cuenta en Castilla y León con la máxima disponibilidad de sus medios humanos y materiales. Los efectivos que estarán operando durante este puente son alrededor de 1.100, entre los 900 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, personal funcionario del Centro de Gestión de Tráfico del Norte, una patrulla de helicóptero y personal encargado del mantenimiento de equipos y de la instalación de medidas en carretera, además del personal de los servicios de emergencias. Por lo que respecta a los medios materiales, estarán operativos 86 radares fijos de control de velocidad –de los cuales 24 son de tramo-, 97 radares móviles que pueden ir embarcados en los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 1 helicóptero y 2 drones, además de 24 cámaras y 3 furgonetas camufladas para control del uso de móvil y cinturón de seguridad. La DGT dispone también de vehículos y motos sin rotular que circularán por todo tipo de vías con el fin de vigilar cualquier infracción".

Virginia Barcones ha destacado que "este operativo coincide además con la campaña especial de vigilancia y control de alcohol y drogas que, tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como las policías locales que se han sumado a la misma, están llevando a cabo desde el pasado lunes y hasta el domingo 14, tanto en carreteras como en núcleos urbanos, con el objetivo de concienciar sobre el riesgo que supone la suma del consumo de alcohol y drogas y la conducción".

"Este puente de fiestas patronales, en las que el consumo de alcohol es algo habitual, es importante insistir en la tolerancia cero con este tipo de conductas para impedir que personas que hayan bebido o hayan ingerido cualquier tipo de drogas se pongan al volante y, en cualquier caso, evitar siempre subirse a un vehículo en el que el conductor se encuentre en esas condiciones", ha remarcado la delegada.

"Seguimos sufriendo un goteo constante de víctimas mortales en las carreteras de Castilla y León –ha añadido Barcones–. A fecha de hoy, son 77 las personas fallecidas este año en las carreteras de la comunidad, 13 de ellas en Burgos, por lo que tenemos que insistir en que hay que ser consciente de que cuando estamos al volante de un vehículo es lo MÁS importante que estamos haciendo en ese momento, no nos podemos permitir ni una mínima distracción con el móvil, con el gps, con la radio, con buscar objetos en la guantera… porque nuestra vida y la de nuestros acompañantes están en juego. Tenemos que recordar, también, que siempre que conducimos debemos respetar la velocidad establecida, aunque conozcamos la carretera. Los límites de velocidad y las señalizaciones están por algo, no son casuales. Y, por supuesto, llevar el cinturón de seguridad puesto y los sistemas de retención infantil si van menores en el vehículo".

Previsiones de circulación y medidas. Las previsiones de circulación elaboradas por Tráfico contemplan que el mayor incremento de vehículos en Castilla y León tendrá lugar el viernes por la tarde, principalmente entre las 16 y las 23 horas, el cual provocará intensidades elevadas y problemas de circulación en las salidas de las grandes ciudades, así como en las principales vías de comunicación de acceso a las zonas turísticas del litoral de Comunidades Autónomas limítrofes, segunda residencia y poblaciones en fiestas.

Además, el sábado por la mañana (de 9 a 14 horas) continuará el tráfico intenso de salida de los núcleos urbanos, así como en zonas de destino a última hora de la mañana, que se sumarán a los habituales de corto recorrido y por las festividades en numerosas poblaciones.

En lo que respecta al regreso, los momentos de mayor intensidad circulatoria tendrán lugar entre las 18 y las 23 horas del lunes, momento en el que pueden presentarse problemas en los principales ejes viarios de comunicación que encauzan todo el movimiento de regreso desde las zonas turísticas de costa, descanso y segundas residencias hacia los accesos de los grandes núcleos urbanos.

Para favorecer la circulación en las zonas más conflictivas se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en las horas de mayor afluencia circulatoria y se establecerán itinerarios alternativos. Asimismo, se paralizarán las obras en las carreteras, se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada y se restringirá la circulación de camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.