scorecardresearch

El Hereda San Pablo no negociará por Jasiel Rivero

C.P.
-

El ala-pívot cubano tiene contrato y el conjunto azulón solo estudiará su salida si se paga la cláusula. Varios clubes han preguntado por él

Jasiel Rivero, antes de la final de la Champions en Rusia. - Foto: Valdivielso

Jasiel Rivero es uno de los hombres más deseados del mercado en el baloncesto europeo. Su espectacular temporada con el Hereda San Pablo ha despertado el interés de varios equipos de nivel que ya han llamado a las puertas de la dirección deportiva burgalesa, entre ellos el Bayern de Múnich alemán o el Fenerbahçe turco, ambos de nivel Euroliga. También ha sido vinculado el cubano al Joventut, al Valencia Basket y, en última instancia, al Panathinaikos griego. En principio, el club no descartaba llegar a un acuerdo si era interesante para las tres partes, pero su deseo es que cumpla su contrato y no negociará una rebaja en la cláusula. El que quiera llevarse a Rivero tendrá que abonar la cantidad estipulada.   

El cartel del que goza Rivero a día de hoy no es fortuito. Se ha ganado cada halago con una campaña para enmarcar. Acabó la última edición de la Basketball Champions League como el jugador más destacado del San Pablo con una media de 16.1 créditos de valoración gracias a sus 12.8 puntos, 6.8 rebotes y 1.5 asistencias por encuentro. Un honor que no es fácil de lograr cuando se comparte vestuario con jugadores de la talla de Vítor Benite o Alex Renfroe.

En la Liga Endesa, también fue el mejor de los azulones   con unos números similares. Finalizó la campaña como el decimoquinto jugador más valorado y el décimo mejor reboteador de la ACB. Su obra maestra llegó el pasado mes de diciembre en la cancha del Joventut, donde anotó 25 puntos, cogió ocho rebotes y logró 37 créditos de valoración. Al margen de los números, su incidencia en el juego es brutal, aportando presencia física, intimidación y haciendo también el trabajo sucio.

Todo ello ha hecho que clubes de mayor entidad hayan puesto su mirada en él para reforzar sus proyectos, aunque el hecho de que siga ocupando plaza de extracomunitario le haya podido cerrar alguna puerta. Al Bayern, Fernerbahçe o Joventut, se ha sumado el Panathinaikos, un histórico del baloncesto griego y europeo, pero el San Pablo no está dispuesto a ‘regalar’ a su estrella y se remitirá a la cláusula de rescisión. 

Mientras todo esto ocurre, Rivero continúa en Burgos ajeno a los rumores. Estuvo trabajando con el preparador físico azulón antes de irse con su selección y ahora ha vuelto para disfrutar de sus vacaciones y su reciente paternidad a la espera de lo que pasa con su futuro.

Una gran apuesta. Cuando Rivero todavía era un ‘desconocido’ para el baloncesto europeo, Albano Martínez, director deportivo del San Pablo, apostó por él como proyecto de futuro y le dejó cedido el primer año en el Boca Júniors. En Buenos Aires, brilló con luz propia con el conjunto ‘xeneize’ y convenció a Martínez para reclutarle pese a no tener plaza de comunitario. 

En el primer año, no tuvo fácil seducir a Joan Peñarroya, pero acabó haciéndose un hueco primero en Europa y luego en la Liga Endesa por delante de Jean Pierre Tokoto, que terminó saliendo del club. Esta última temporada se esperaba una ‘explosión’ en su rendimiento y no ha defraudado. Todavía le queda un año más de contrato y el que quiera hacerse con sus servicios deberá pasar por caja.