scorecardresearch

La licitación para ampliar el CIFP Río Ebro se retrasa a 2023

A.B.
-

Educación preveía volver a publicarla en noviembre, pero no lo hará al menos «hasta enero». Pretenden ampliar «entre un 20% y un 30%» el presupuesto, tras un primer intento fallido

La obra permitirá que el centro gane un bloque de 900 metros cuadrados. - Foto: A.B.

Ninguna empresa se postuló como candidata para ejecutar el proyecto de ampliación del CIFP Río Ebro, en Miranda. Ante esto, desde la Junta de Castilla y León asumieron que debían volver a licitarlo. Los meses han pasado y, por ahora, todavía no se ha publicado el nuevo anuncio, pese a que en la Dirección Provincial de Educación pretendían haberlo expuesto durante el presente mes, noviembre. En la actualidad, ya tienen claro que no podrán cumplir tampoco con este plazo y anuncian que «casi con total seguridad al menos hasta enero no podremos sacarlo a licitación».

No obstante, aunque el proyecto ha ido acumulando retrasos, desde Educación han continuado dando pequeños pasos. De hecho, ahora mismo ya tienen terminada la «modificación del proyecto con su nuevo presupuesto». En este sentido, se muestran cautos y aún prefieren no dar una cifra exacta, pero reconocen que, como adelantó este Diario, la idea sigue siendo dotar a la partida con un «incremento que esté entre el 20 y el 30%» de la cuantía inicial. 

El presupuesto que, en un principio, se otorgó a la ampliación del CIFP Río Ebro alcanzaba el millón y medio de euros. Por lo tanto, con la actualización de precios que se ha anunciado, la partida definitiva podría alcanzar hasta los 1,95 millones de euros.

Aun con todo, desde la Dirección Provincial de Educación remarcan que el proyecto «ha tenido muy mala suerte, porque en condiciones normales tendría que haber salido en invierno del año pasado». Sin embargo, las agujas del reloj siguieron avanzando y, una vez que se sacó a licitación, «se quedó desierto». La adjudicación se terminó complicando por el fuerte aumento del precio de los materiales de construcción, que evitó que ninguna compañía se interesara por el contrato.

Ahora bien, pese a las dificultades, desde Educación aseguran que tienen un «interés absoluto» en que la ampliación del centro mirandés sea una realidad. De hecho, el director provincial, José Antonio Antón, está «en contacto constante con la directora del RíoEbro», Natividad Esteban.

Precisamente, la máxima responsable del centro se ha encargado de buscar ciertas alternativas mientras la Junta de Castilla y León termina de ultimar la ampliación de las instalaciones. En este sentido, como durante este curso, ni seguramente el próximo, contará con más espacio, el CIFP RíoEbro ha apostado por diversificar sus horarios y, con ello, puede dar su servicio a más personas con diferentes necesidades. Por ejemplo, aunque puntualmente también daban clases por las tardes, desde que comenzó el presente curso, el instituto de formación profesional ha abogado en mayor medida por ese sistema.

En cualquier caso, las alternativas puntuales que ha encontrado el centro no sustituyen de manera permanente el proyecto de ampliación. De forma concreta, las obras permitirán aglutinar todos los grados relacionados con soldadura que actualmente se imparten en el Instituto Fray Pedro de Urbina, por ejemplo. 

Este hecho se conseguirá gracias a que se proyectó un nuevo bloque que tendrá más de 900 metros cuadrados de superficie. Dichas instalaciones contarán tanto como aulas como con talleres. En cuanto a su distribución, en la planta baja se colocarán tres espacios para la formación más práctica, las zonas comunes y los servicios. Asimismo, en el primer piso del bloque la idea inicial pasa por establecer hasta cinco clases para impartir las sesiones teóricas de los distintos cursos.