scorecardresearch

La Fundación VIII Centenario destaca su nivel de transparencia

DB
-

Vicente Rebollo, ecónomo de la entidad, asegura que "el control, la claridad y la transparencia" han sido las premisas sobre las que se han ejecutado todas las acciones presupuestarias, tanto de ingresos como de gastos

Una de las reuniones del Patronato de la Fundación. - Foto: Valdivielvo

Cuando restan cinco meses para que la Fundación VIII Centenario ponga fin a cuatro años de trabajo para conmemorar los ocho siglos de construcción de la Catedral de Burgos, el deán del templo y ecónomo de la entidad,  Vicente Rebollo, hizo balance de la gestión económica y del control de los fondos realizada en este tiempo. Rebollo, que compaginará este cargo con su nombramiento como obispo de Tarazona ante el poco tiempo que queda para que la Fundación finalice su periodo de vida, aseguró que "el control, la claridad y la transparencia" han sido las premisas sobre las que se han ejecutado todas las acciones presupuestarias, tanto en materia de ingresos como de gastos.

En una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por la directora de la Fundación VIII Centenario, Piluca Gil, y la secretaria de la Cámara de Comercio de Burgos, María Jesús Martínez, el ecónomo detalló los diferentes sistemas de gobierno y de control que han funcionado durante estos años y que van desde el Patronato, la Comisión Ejecutiva, la Comisión o Mesa de Transparencia, el Portal de Transparencia, una auditoría externa anual y los informes elevados al órgano de protectorado de la Junta de Castilla y León. Vicente Rebollo recordó que en la Comisión de Transparencia están representados todos los grupos políticos municipales y los dos sindicatos mayoritarios, quienes han tenido en todo momento información precisa de todos los ingresos y gastos habidos así como el destino dado a los mismos a través de los actos programados para conmemorar los 800 años de la Catedral. "En esas reuniones ha habido diálogo, interés en conocer las propuestas e explicaciones claras sobre todo el trabajo realizado, sin que en ningún momento se haya cuestionado por parte de los representantes públicos ninguna aspecto económico", señaló el ecónomo, tras indicar que los sistemas de control de las administraciones públicas, a la hora de analizar las justificaciones de los fondos recibidos por parte de la Fundación, no han detectado irregularidad alguna y no han obligado a devolver ni un solo euro.

La Fundación VIII Centenario de la Catedral desveló además que las actividades realizadas desde 2018 para conmemorar los 800 años del templo gótico han generado al menos 50 millones de euros de retorno para Burgos, según lo acreditan los informes anuales encargados a la empresa Kantar Media. "El Ayuntamiento puede estar contento de cómo este dinero que ha puesto a disposición de una fundación ha tenido tan alta repercusión", afirmó el responsable financiero de la Fundación VIII Centenario, Vicente Rebollo. El presupuesto total que ha manejado la entidad desde 2018 hasta diciembre de 2021 ha ascendido a 6,5 millones de euros.  

En el capítulo de personal, la directora general de la Fundación, Piluca Gil, detalló que la oficina técnica, alojada en las dependencias de la Cámara de Comercio, cuenta con once profesionales en nómina, que forman un equipo multidisciplinar que demostró su capacidad de adaptación durante los meses de pandemia. Además, la Fundación VIII Centenario de la Catedralrecibe ayuda externa del personal auxiliar contratado para eventos o actos concretos, de colaboradores que trabajan de manera desinteresada (patronos, responsables financiero y administrativo de la fundación, el secretario de la fundación y el presidente de su consejo asesor) y del vicepresidente de esta entidad, que tampoco recibe remuneración económica alguna, ni dietas, ni compensación por kilometraje, que son gastos que asume personalmente.