scorecardresearch

Una mirada hacia el Este

M.G.Z.
-

La sala de exposiciones del HUBU acoge el conjunto de retratos de la fotógrafa Puy Cermeño tomados a lo largo de sus viajes por el continente asiático

La fotógrafa burgalesa Puy Cermeño, con residencia en Mallorca, exhibe sus obras en la sala de exposiciones del HUBU. - Foto: Patricia

La fotógrafa Puy Cermeño ha recorrido el mundo en varias ocasiones para conocer cada detalle de los países que visitada e inmortalizar cada uno de esos momentos para siempre: «Mis cámaras han sido siempre mis compañeras de viaje y lo siguen siendo». Además, para la burgalesa de nacimiento, lo mejor de estas experiencias es la gente que conoce: «Para mí el viaje lo hacen las personas que te encuentras en el camino, más que los lugares o paisajes bonitos». Así pues, la artista organiza una exposición compuesta por una recopilación de retratos tomados en sus viajes entre 2011 y 2019 por los diferentes países asiáticos, tales como Vietnam, Birmania, India y Nepal, entre otros.
‘Al Este’, nombre que recibe la colección fotográfica, se puede visitar ya en la sala de exposiciones del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Durante un mes, los asistentes que se acerquen al recinto tendrán la oportunidad de contemplar y admirar el conjunto de estas piezas, así como de conocer en profundidad a la artista a través de un vídeo presentación sobre su trayectoria.

La ‘colorida y llamativa’ serie de retratos, así es como la propia autora la describe, «son miradas muy profundas de todo tipo de gente, muy potentes». Y es que las fotografías se han tomado bajo la concesión de los propios protagonistas que aparecen en ellas: «Con todas las personas que he retratado he mantenido conversaciones y las he conocido un poco más; porque cuando realizas un retrato estás entrando un poco dentro del alma de esas personas. El retrato es una fotografía muy íntima, donde con sólo una mirada llegas al alma».

Para la mallorquina de adopción, esta exposición supone una forma de agradecimiento a todos y cada uno de los ciudadanos que se han puesto delante de su objetivo y que le han regalado parte de su tiempo, pero, especialmente, sus sentimientos. Por otro lado, Cermeño confiesa que exponer en Burgos le llena de orgullo, ya que es un lugar con el que guarda un vínculo y que suele visitar con regularidad: «Es la ciudad a la que pertenezco y me encanta enseñar lo que ha sido mi vida viajando en los últimos diez años».

Sobre la artista. Para Cermeño la fotografía es su profesión pero, sobre todo, su pasión. Con 13 años se inició en este mundo y desde entonces no ha parado de contar historias a través de su cámara. «La fotografía significa todo. Es mi pasión, mi hobby, mi forma de vida, mi calmante...», confiesa. Actualmente, la retratista continúa realizando viajes en compañía de su hija de cuatro años y profesionalmente se dedica a la fotografía social o de eventos, ámbito en el que se especializa en reportajes de bodas y la fotografía emocional.