scorecardresearch

Burgos solo recibe un millón del 1,5% Cultural desde 2011

H. Jimenez
-

El programa del Ministerio de Transportes cumple 30 años de recorrido en los que ha dejado en territorio burgalés casi 15 millones aunque con un parón evidente durante la última década

Burgos solo recibe un millón del 1,5% Cultural desde 2011

En diciembre de 1991, Diario de Burgos anunciaba “una importante subvención del MOPT” para la Plaza Mayor de Gumiel de Izán. El entonces Ministerio de Obras Públicas y Transportes había promulgado pocos años antes una ley “que destina el uno por ciento del coste de las obras de la autovía (A-1)  a proyectos de carácter cultural con destino a las poblaciones afectadas por la construcción de la carretera”, y la localidad gomellana, declarada como conjunto histórico-artístico, podía optar a esas cantidades.

Aquella fue una de las primeras apariciones en la prensa local del 1% Cultural, una reserva que la Ley de Patrimonio Histórico estableció a finales de los 80 para financiar trabajos de conservación cultural “o de fomento de la creatividad artística” con preferencia en el entorno de las grandes obras públicas.

Es un porcentaje que depende, por tanto, del ritmo de construcción de infraestructuras, y en la provincia de Burgos a lo largo de estos 30 años ha dejado casi 15 millones de euros. Sin embargo, en la última década, lastrado de forma evidente por el frenazo en las inversiones del Estado, ha visto muy limitado su impacto y apenas ha llegado al millón frente a los casi 14 millones que recibió entre 1991, cuando la plaza de Gumiel estrenó aquellas ayudas, y 2011.

En ese momento, cuando la segunda legislatura de Zapatero tocaba a su fin, la entonces diputada por Burgos María del Mar Arnáiz se ocupó de recabar una información oficial muy completa con el balance del 1% Cultural, que se refleja en el cuadro que acompaña a esta página. Destacaba sin duda la legislatura 2004-2011, cuando impulsada por la construcción del aeropuerto, la circunvalación o el desvío, la inversión en obra pública se disparó y con ello las inversiones asociadas al patrimonio del entonces Ministerio de Fomento. En concreto, se superaron los 9,5 millones.

Antes, entre 1996 y 2003 (mandatos de José María Aznar) hubo 3,7 millones de inversión cultural, y en el periodo anterior a 1996 se lograron 1,2 millones. Siempre hablamos de cantidades superiores a las de la última década, cuando solo han logrado financiación los proyectos de rehabilitación del Palacio de Avellaneda de Peñaranda de Duero (175.000 euros en 2016), el convento de Santa Ana de Villasana de Mena (190.000 en 2017) y el monasterio de San Salvador de Oña (por dos veces, con casi 200.000 euros en 2019 y más de 500.000 en 2020, la última convocatoria).