scorecardresearch

Hontoria achica agua entre críticas por no actuar en el río

I.P.-P.C.P.
-

Unas 30 viviendas, locales y la N-234 se vieron afectados por la crecida y por el torrente de lluvia que bajó del monte

Con el torrente de agua entró también una enorme cantidad de maleza en las casas. - Foto: f2estudio

Los caminos de la naturaleza no son inescrutables ni caprichosos. Tienen a recuperar el terreno arrebatado y a volver a su cauce, por mucho que los humanos se empeñen en interponer obstáculos. Bien lo saben en Hontoria del Pinar, donde pasaron la jornada de ayer achicando agua de al menos una treintena de viviendas, además de merenderos, locales y huertos, por la cantidad de lluvia que descargó, aproximadamente 100 litros por metro cuadrado en dos horas, durante la madrugada. Cuando amainó la tormenta meteorológica se desató la de las críticas de buena parte de los afectados por no actuar antes en el río Lobos. También se vieron afectadas las pedanías de Aldea y Nava, aunque en menor medida.

El río desbordado anegó casas del barrio de Abajo o barrio de SanJuan pero tampoco se libraron en la zona alta de la población, donde un torrente de agua bajó de la montaña y siguiendo el curso de un antiguo arroyo se llevó por delante buena parte de lo que encontró a su paso. Francisco Javier Mateo, alcalde de Hontoria, explica que la tormenta se desató hacia las 2 de la madrugada, por que fue hacia las 4 cuando descargó la gran tromba de agua. En algunos casos el nivel del agua subió desde los 30 centímetros hasta un metro de altura. «Ha saltado un muro de casi dos metros y ha arrastrado piedras de 40 kilos», asegura un vecino. También ha llegado a la carretera N-234, que fue cortada al tráfico hasta que vecinos y empleados municipales lograron retirar el agua y escombros acumulados.

Hacia las 7 de la madrugada, el propia alcalde contactó con diversas instituciones que no tardaron en responder a su llamada, acudiendo efectivos de las brigadas de las diputaciones provinciales, tanto de Burgos como de Soria, del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y de la Subdelegación del Gobierno. Además, Mateo  explica que también se desplazaron hacia esta población, en el límite con Soria, efectivos del Ayuntamiento de Navaleno, empleados de Canicosa, Vilviestre y Quintanar de la Sierra, así como el retén  de incendios de la comarca, con sede en Huerta de Rey. Todos estos efectivos ayudaron a los vecinos a achicar el agua de las viviendas, retirar los muebles afectados por el agua y limpiar el barro y vegetación acumulados en las calles de la localidad. 

A esta altura llegó el agua en el interior de Maderas Orencio.A esta altura llegó el agua en el interior de Maderas Orencio. - Foto: F2Estudio

También se vio afectada la fábrica de maderas Eloyfer, donde tuvieron que parar la producción al inundar el agua los motores. Sus trabajadores estuvieron achicando agua y apilando material sin poder serrar, aunque esperan retomar la actividad hoy.
Los vecinos afectados reclaman desde hace años al Ayuntamiento y a la Confederación Hidrográfica del Duero y la dirección del Parque Natural Cañón de Río Lobos actuaciones para, por un lado, limpiar el cauce y por otro ensancharlo (...).

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o suscríbete aquí)