scorecardresearch

El causante de un accidente mortal en Aranda no irá a prisión

I.M.L.
-

La Audiencia Provincial desestima el recurso de los padres de la víctima, Lucía del Mazo, que pedían eliminar el atenuante de reparación del daño y calificar el delito como de imprudencia temeraria

Tras el choque de los vehículos, en el que viajaba la víctima quedó desplazado 86 metros por la violencia del impacto.

La sentencia de la Audiencia Provincial contra J.M.A. por un delito de homicidio por imprudencia grave trunca el deseo de los familiares directos de la víctima de que el condenado entre en prisión. Los hechos se remontan al accidente que se produjo en la madrugada del 18 de febrero de 2018 a la altura del número 72 de la avenida Castilla de Aranda de Duero, cuando el acusado conducía un todoterreno Porsche Cayenne con el que embistió el Renault Megane en el que viajaba Lucía del Mazo Puertas, de 22 años, que falleció, y su marido y su hija de 2 años, que resultaron heridos.

En una primera sentencia, el Juzgado de lo Penal número 2 de Burgos condenó a J.M.A. a dos años de prisión, por lo que no tendría que ingresar en prisión, por dos delitos contra la seguridad vial, con el delito aparejado de homicidio por imprudencia grave y dos delitos de lesiones. La jueza reconoció que el condenado conducía «bajo los efectos de una ingestión alcohólica» además de ir «sin alumbrado, a una velocidad muy superior a la autorizada en la vía y completamente desatento a las circunstancias del tráfico».

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)