scorecardresearch

Los hoteleros prevén una ocupación 'prepandemia' para agosto

B.G.R.
-

El sector cierra junio con un 40%. Los últimos días de julio, completos por la copa del mundo de danza

La actividad turística va remontando con la llegada del verano. - Foto: Luis López Araico

Las reservas hoteleras han tardado en remontar desde que el pasado 9 de mayo decayera el estado de alarma y se permitiera la movilidad. Sin embargo, aquel goteo inicial ha ido cogiendo ritmo e incrementando la ocupación en los establecimientos de la capital, cuyos responsables miran hacia agosto con la confianza en que sea ese mes cuando por fin se alcancen los niveles anteriores a la pandemia y la actividad recupere la «normalidad».

Mientras tanto, el presidente de la Asociación de Alojamientos Turísticos, Luis Mata, enmarca dentro de las «previsiones esperadas» los datos de este junio que llega a su fin. Detalla que se ha cerrado con una ocupación media por habitación del 40%, frente al 60% del mismo periodo pero de 2019, poniendo el foco en que la caída del porcentaje de ingresos es más elevada  porque va acompañada de «ofertas y precios menores» y sin tener en cuenta 2020 porque «no nos sirve en las comparativas ya que abrimos a finales de ese mes y es un ejercicio para olvidar». «Hemos vivido momentos más pesimistas y otros más optimistas», apunta respecto a una evolución en la que cabe destacar el repunte de reservas registrado la tercera semana con la coincidencia de la celebración del Congreso de Contracepción y de las oposiciones de Secundaria y FP.

Mata también alude a una reactivación del movimiento turístico vinculado a celebraciones como bodas y comuniones que se vieron aplazadas por la crisis sanitaria. Una actividad que se está notando en los hoteles y que contribuye a incrementar las cifras durante los fines de semana. A modo ejemplo, asegura que el pasado se logró una ocupación del 60% el viernes y del 75% el sábado, principalmente de residentes nacionales. Por su parte, la recuperación de visitantes extranjeros sigue estancada por las restricciones de cada país, si bien subraya que «poco a poco se están viendo peregrinos por las calles».

Con todo ello y de cara ya al mes de julio, los pronósticos del sector se sitúan en torno al 55% ocupación, aún algo lejos, según Mata, del 70% de media que se registró en 2019. «Vamos mejorando poco a poco», señala, no sin antes fijarse en fechas puntuales como la celebración de la Dance World Cup a finales de ese mes, que podría atraer a en torno 6.000 personas y cuyo efecto ya se ha dejado notar en los alojamientos, «que se encuentran casi al completo».

Donde más esperanzas han depositado los empresarios es en agosto. Para el mes vacacional por excelencia esperan una ocupación del 75%, lo que supondría «estar muy cerca de la normalidad» de hace dos años, cuando se llegó al 80%, valorando además la repercusión que en dicho periodo tendrán dos grandes eventos deportivos como la Vuelta Ciclista a Burgos y la Vuelta a España, que sale de la Catedral. A ello también une el tirón que siempre suele tener el puente de Nuestra Señora de la Asunción, que cae en lunes. A partir del día 24, no obstante, se produce una caída, aunque Mata enmarca esta circunstancia dentro de una evolución «habitual» de cualquier año.

El sector se muestra más optimista que hace un mes en sus perspectivas de recuperación. No obstante, aún mantiene la prudencia y confía en el avance de la vacunación y en que la situación evolucione de forma favorable para que se den nuevas restricciones.