Piden el párking del MEH mientras las terrazas quiten plazas

C.M.
-

Reclaman al Ayuntamiento que rebaje el precio del bono de 24 horas y se ponga en uso la segunda planta, que está cerrada desde que se inauguró

En Burgense los dos negocios restan la posibilidad de que aparquen al menos cinco vehículos. - Foto: Daniel Canas

Si ya era una misión complicada aparcar en el entorno del complejo de la Evolución Humana a pesar de contar con varias calles reguladas con la ORA, la autorización de instalar las terrazas en algunas de esa plazas ha hecho que ya sea imposible a cualquier hora del día. 

Los vecinos reclaman la posibilidad de poder utilizar el aparcamiento del Fórum mientras se mantenga esta situación, en principio hasta octubre, pero a unos precios más asequibles en el caso del bono de 24 horas. 

En la calle Burgense hay dos negocios de hostelería que han colocado mesas y sillas en la calzada y, aunque no abren en horario de tarde la instalación permanece fija al haber instalado una plataforma anclada al suelo. De modo, que la práctica totalidad de plazas de la zona azul han quedado inutilizadas. Lo mismo sucede con un tramo de la calle Santa Cruz, donde otro establecimiento también ha instalado veladores y lo ha hecho sobre una plataforma. 

Entre todos han ocupado una decena de plazas, en una zona en la que se pegó un tijeretazo cuando hace unos años se ensancharon las aceras y se hicieron orejeras en los pasos de peatones, de modo que tener tarjeta de residente no garantiza una plaza. «Te vuelves loco para aparcar, puedes estar media hora dando vueltas», asegura uno de los vecinos afectados. 

No están en contra de que los negocios de hostelería puedan extender sus terrazas ante la actual situación sanitaria pero quieren que se ofrezcan otras alternativas desde el Ayuntamiento. La opción que consideran más viable es usar el aparcamiento del complejo de la Evolución Humana, dado que su segunda planta no se usa pero siempre a precios razonables. «Cuesta 70 euros más el IVA, lo que supone casi 90 euros. Es muy caro», lamentan. 

En los próximos días trasladarán un escrito al Ayuntamiento en el que plantearán esta opción al menos durante el tiempo en el que estén instaladas las terrazas, lo que está previsto hasta octubre según el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y los hosteleros.

El área de Licencias autorizó la instalación de 50 terrazas en aparcamientos, de las que 18 están en la zona azul. 

Negativa municipal. No es la primera vez que los residentes en el entorno de las calles Santa Clara, Santa Cruz, Burgense, San Pablo, Calera o Miranda reclaman al Ayuntamiento la posibilidad de destinar la segunda planta del aparcamiento a residentes pero con precios más baratos ante los problemas de aparcamiento que sufre esta zona. Muchas de las edificaciones son antiguas y carecen de él y, además, es una zona comercial y de ocio en la que a diario trabajan personas procedentes de otros barrios y que aparcan en ella. 

De hecho lograron reunir más de mil firmas, a instancias de un vecino, para acompañar la petición al Ayuntamiento, pero el Consejo de la Sociedad de Promoción, que gestiona el estacionamiento, rechazó su pretensión argumentando que las tarifas son «más baratas» que las de los ubicados en las plazas Mayor y España y que si se abre la mano en este caso también habrá demandas de los otros estacionamientos y sería «una competencia desleal» frente a ellos. 

El aparcamiento cuenta con 1.153 plazas, pero las 560 que están ubicadas en la segunda planta únicamente se usan en momentos puntuales del año como cuando llegan las fiestas de San Pedro o la víspera de Reyes.