Se demora la realización de test a los empleados municipales

J.M.
-

El Ayuntamiento paraliza la contratación de las pruebas por los "vaivenes" de "las autoridades sanitarias, el Ministerio de Sanidad" e iniciará un procedimiento nuevo

La realización de la prueba, para la que no hay fechas, será voluntaria. - Foto: Alberto Rodrigo

Los alrededor de 1.400 empleados del Ayuntamiento que podrían hacerse el test para conocer si se han contagiado en estos meses de coronavirus tendrán que esperar. Si el pasado 20 de mayo la Concejalía de Hacienda, a propuesta del área de Personal, firmaba una resolución en la que se autorizaba la contratación, por el «trámite de emergencia», de las pruebas serológicas, ahora las mismas áreas han decidido «desistir» de ese acuerdo e iniciar otro procedimiento nuevo que se adecúe a las recomendaciones del Gobierno.

La concejala de Personal, Blanca Carpintero, niega que el archivo del expediente obedezca a que al Ayuntamiento se le hayan pasado los plazos para la contratación por el trámite de emergencia (se da un mes para culminar el proceso) y culpa a los «vaivenes» de «las autoridades sanitarias, el Ministerio de Sanidad», de haber impedido que se pudiera haber contratado ya la realización de los test.

Carpintero enumera hasta 5 fechas en las que las autoridades sanitarias han ido cambiando las recomendaciones que se han realizado tanto a las administraciones como a las empresas. La primera el 22 de abril, pero también el 24 de mayo, el 30 de junio y de manera más reciente los días 9 y 14 de julio. La última de ellas, la que finalmente se ha seguido, es la que establece que lo mejor es que se haga la llamada prueba  IgG, que es la que permite «detectar si tienes anticuerpos o no», la que determina si se ha pasado ya la enfermedad.

En el procedimiento inicial ya se contemplaba este tipo de test en sangre, pero también la realización de la prueba IgM (que permite saber si el virus sigue activo). Pero esta última prueba, detalla Carpintero, no se les recomienda hacer al Ayuntamiento. Si una persona tiene síntomas, deben de ser los profesionales sanitarios los que la evalúen. De ahí que se haya optado directamente por desistir de la anterior contratación.

A diferencia de los planes que tenía el equipo de Gobierno en mayo, en esta ocasión se ha decidido no recurrir al trámite de emergencia y realizar la contratación por el procedimiento ordinario. Lo que, inevitablemente, alargará los plazos y retrasará la realización de las pruebas a los empleados municipales.

¿Cuándo podrán hacerse los test a la plantilla? La concejala detalla, sin mayor precisión, que el nuevo expediente está en el área de Contratación «pendiente de una dotación económica».

Cabe recordar que inicialmente se calculó que el Ayuntamiento destinaría alrededor de 100.000 euros a la realización de estas pruebas. 

Una cantidad muy similar es la que se ha destinado para la adquisición de las mamparas que se han instalado en la dependencias municipales para separar a los empleados entre sí y de los contribuyentes que se acerquen por el número 1 de la Plaza Mayor.

El Consistorio también ha realizado un gran desembolso, otros 150.000 euros, para el reparto de mascarillas a la población mayor.