La Escuela de Arte logra el ciclo de Ilustración

B.G.R.
-

Los nuevos estudios superiores incluyen 30 plazas. Compensan la escasa demanda de enseñanzas en peligro como Modelismo

El centro se está adaptando a la vuelta a clase separando zonas de tránsito de alumnos con paneles. - Foto: Daniel Canas

La Escuela de Arte y Diseño de Burgos continúa el proceso de renovación de sus enseñanzas con la incorporación el próximo curso del ciclo de grado superior de Ilustración, una demanda que los responsables del centro venían reclamando desde el pasado ejercicio lectivo y que por fin ha recibido el visto bueno de la Junta. Se ofertarán 30 plazas y no será necesario reforzar por el momento la plantilla docente porque en primero muchas de las asignaturas son comunes a las del de Fotografía, estudios que se implantaron el pasado ejercicio.
El director del centro, Alejandro Caballero, muestra su satisfacción por la nueva oferta educativa, que ya ha recibido 10 peticiones de acceso teniendo en cuenta que aún no se ha publicitado. Esta permitirá compensar la caída de la demanda que siguen teniendo otros ciclos como el de Modelismo e Indumentaria, Técnicas Escultóricas en Madera y Artesanía, y Complementos de Cuero. «Hemos analizado la oferta y la demanda de estos estudios en los últimos doce años y siempre se ha tenido que solicitar autorización para poder impartirlos por debajo de la ratio mínima», explica, al tiempo que reconoce que los dos primeros son los que tienen más posibilidades de desaparecer si se mantiene la situación, tal y como ha ocurrido este año con el de Dorado y Policromía.
En cuanto al nuevo ciclo de Ilustración, combinará la parte teórica con asignaturas como Historia o Teoría de la Imagen con otras más prácticas en las que se incluyen técnicas artesanales, digitales y realización de proyectos. Caballero explica que se trata de unas enseñanzas que abarcan el mundo del diseño desde su parte más tradicional, como es la editorial, hasta el campo tecnológico, como la animación en dos dimensiones para la realización de publicidad en páginas web, televisión y cortometrajes. De igual modo, aborda lo concerniente a su aplicación a la industria en y el diseño de manuales. 
Esa orientación tecnológica permitirá sentar las bases para que la escuela piense en solicitar en un futuro cercano el ciclo superior de Animación. No obstante, su responsable precisa que la tramitación es «lenta», debido a que «todavía no está legislado en Castilla y León», si bien destaca la importancia que supondría su implantación al convertirse el primer centro de la región en ofertarlo.
El plazo de presentación de solicitudes para las enseñanzas que se imparten en la dotación ubicada en la calle Sahagún finaliza el viernes pero se retomará del 1 al 10 de septiembre y, si quedan vacantes, habrá un segundo del 1 al 8 de octubre. La matrícula tendrá lugar del 1 al 4 de este último mes y del 7 al 10 para quienes estén pendientes de los exámenes extraordinarios. 
En el caso del Bachillerato de Artes, la formalización de instancias  finalizó a principios de junio y ya se han adjudicado las plazas. El interés por estas enseñanzas se mantiene al alza y, de hecho, la escuela contará el próximo curso con un cuarto grupo para dar cabida a los 110 estudiantes que han pedido cursar estos estudios, después años con más demanda que puestos ofertados (80). «Educación ha dado una solución a esta situación al considerar que era algo necesario», apunta Caballero, quien prevé que las solicitudes continúen en aumento debido, precisamente, a la incorporación de ciclos como el de Fotografía y el de Ilustración.