scorecardresearch

El escenario Charco se consolida como «un planazo»

LETICIA NÚÑEZ
-

16 bandas de Argentina, Colombia, Perú, México o Ecuador actuarán en el parque de La Isla. Esta apuesta por la música latina se amplía de dos a tres días e, incluso, su responsable asegura que les sobran propuestas.

El Escenario Charco Diario de Burgos regresa al parque de La Isla con actuaciones mañana, el sábado y el domingo, de 13 a 18 horas. - Foto: J.P. F

Con la emoción de las primeras veces, pero con la experiencia que otorgan los años. Así se presenta el Escenario Charco Diario de Burgos dentro del 25 aniversario de Sonorama Ribera. Tras dos años de parón por la pandemia, el parque de La Isla, en pleno centro de Aranda de Duero, acogerá la actuación de 16 bandas llegadas desde Argentina, Perú, México, Colombia, Ecuador, República Dominicana y también España. «Proponemos un viaje por la música latina de distintos países y estilos, desde el folk, a sonidos más urbanos, rock o electrónica», detalla el responsable de este escenario, Miguel Ángel García. 

Su estreno se produjo hace seis años. Los organizadores de Sonorama Ribera se pusieron en contacto con García. Ambos mantienen una relación de amistad que se remonta dos décadas atrás. Le comentaron que disponían de «un espacio muy bonito al lado del río» y que veían con buenos ojos el diseño de una programación latina. Por variedad, por llegar a más público y también para descongestionar la Plaza del Trigo. Así empezó todo. Desde entonces, el escenario Charco no deja de sumar grandes momentos, como la actuación de Nathy Peluso. «La habíamos contratado un año antes y en ese periodo de tiempo creció muchísimo», subraya García. También recuerda la actuación de Moreno Veloso, hijo del músico brasileño Caetano Veloso, o de 'Él mató a un policía motorizado'. Ambos conciertos se celebraron con motivo del 20 aniversario de Sonorama Ribera. 

Desde entonces, el Escenario Charco, que este año cuenta con el patrocinio de Diario de Burgos, ha crecido. Y mucho. De los dos días habituales, en esta edición se amplía a un tercero. «Ahora nos sobran las propuestas. Al principio teníamos que convencer a la gente. Al desarrollarse en un horario no demasiado festivalero, desde la una del mediodía hasta las seis de la tarde, parecía que no iba a interesar a los artistas y para nada ha sido así», sostiene García.  

A su juicio, esta programación ofrece «mucha variedad de música, con mucho ritmo y, sobre todo, un ambiente muy ameno y divertido». En ello influye el hecho de que la música no para en ningún momento, ya que entre banda y banda, varios djs se ocupan de que no decaiga la fiesta. En esta ocasión, los encargados serán los «divertidos» Guacamayo DJ'S. 

Los conciertos en el Escenario Charco Diario de Burgos arrancan el viernes. Ese día el público podrá disfrutar de Ainda, Cápsula, María Yfeu, Zea Mays y Soy Emilia, a la que Miguel Ángel García define como «una genia». Ya el sábado llegará el turno de Miel, Pablo Lesuite, Cronómetrobudú, Mula y su electropop caribeño y Sara Hebe. Mientras, para el domingo se han reservado las actuaciones de Hit La Rosa, Jenny and The Mexicats, Lao Ra, La Plazuela y el tecno-pop «muy bailable» de Lucía Tachetti. 

Con estos protagonistas, García confía en que del Escenario Charco Diario de Burgos salgan algunas de las grandes sorpresas de todo el festival. «No tenemos cabeza de cartel, buscamos que cada programación sea un viaje», defiende, para rematar:«El escenario Charco es un planazo. Escuchas música distinta al lado del río y con las foodtruck al lado. Un lugar excelente para pasar el día, en el que tenemos todo a favor», detalla. 

Quienes también están deseosos de aterrizar en Aranda son los miembros de la banda Jenny and The Mexicats, que reúne a Jenny (inglesa), Icho y Pantera (mexicanos) y David (español), para crear ritmos de jazz, rockabilly, folk, flamenco y reggae que aderezan con cálidas sonoridades latinas, que en cuestión de instantes transportan al público de México a Jamaica o de Londres al Caribe. «Estamos emocionados de ser parte del festival y, encima, en un escenario dentro del pueblo», asegura Pantera, su guitarrista. En los 14 años que llevan juntos han lanzado cuatro discos y han recorrido un sinfín de kilómetros por cuatro continentes. 

Acaban de tocar en varias ciudades de México y Alemania y, después de su paso por la capital ribereña, harán las maletas rumbo a Chicago para presentar Fiesta Ancestral. «Es un no parar. Tenemos muchas ganas de ir a Sonorama, especialmente después de dos años duros», comenta. En todo este recorrido, Pantera considera que lo mejor ha sido crecer de «forma natural» y actuar en festivales cada vez más grandes como Sonorama Ribera. «Ver la respuesta de la gente emociona.Me gusta mucho que en cada país tenemos unos números 1 distintos».  

En el lado contrario, lo peor es que no disfrutan de sus familias tanto como quisieran. Su gira dura más de diez meses, por lo que apenas se escapan una semana en todo el año. Eso sí, «al final el grupo y todo el staff se convierten en tu familia». 

Con más de 30 millones de reproducciones, Jenny and The Mexicats suma colaboraciones con Vetusta Morla y El Kanka siempre haciendo de sus actuaciones «una auténtica fiesta con un directo en el que todos, sin excepción, salen a bailar».