scorecardresearch

Muere el fiscal del Supremo que investigaba al rey emérito

Europa Press
-

Juan Ignacio Campos, número dos de la Fiscalía General del Estado y fundador de la Unión Progresista de Fiscales, fallece a los 71 años

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, en una fotografía de archivo. - Foto: JJ GUILLEN

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, que coordinaba al equipo de fiscales encargado de las diligencias de investigación relativas al rey emérito, ha fallecido este miércoles en su domicilio de Madrid a la edad de 71 años.

Coordinaba las diligencias relativas a Juan Carlos I desde junio de 2020. Campos, de perfil progresista, ocupaba el número 1 de la carrera fiscal desde el mes de enero de 2021, cuando fue nombrado Teniente Fiscal del Tribunal Supremo.

En un comunicado de prensa emitido desde la Fiscalía General del Estado (FGE) se indica que ha fallecido a primera hora de esta tarde en su domicilio, donde se encontraba tras haber acudido en el día de hoy a su lugar de trabajo en la sede de la FGE.

Destacan que su muerte supone "una gran pérdida para la carrera fiscal" y explican que era "ejemplo de profesionalidad, discreción, lealtad y honestidad". "Uno de los mejores penalistas de este país. De talante conciliador y comprometido con el servicio público (...) deja un vacío irremplazable en la Fiscalía española y un legado imborrable para todos los fiscales", añaden.

 

La UPF, Barcelona y Madrid

Fundador de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), a la que perteneció la actual fiscal general del Estado, Dolores Delgado, sus colegas destacan su nivel técnico, su talante cercano y su "importante sentido del humor", lo que le convirtieron en uno de los profesionales más respetados por sus compañeros.

Fiscal desde 1978, Campos fue destinado a Barcelona hasta 1982 y posteriormente fue destinado a Madrid, donde en 1990 alcanzó el puesto de teniente fiscal. En 1994 fue nombrado fiscal de la secretaría técnica y sólo dos años más tarde accedió al Supremo, siendo de los fiscales más jóvenes en alcanzar el alto tribunal según destacaron fuentes de su entorno cuando se le asignó el asunto del emérito.

En la nota en la que la Fiscalía General anunció en 2020 que le designaba para ese cometido, destacaba que Campos pertenecía "a la más alta categoría de la carrera fiscal" y reunía "una extraordinaria cualificación y experiencia".

Desde la UPF han trasladado su consternación ante la noticia del fallecimiento de Campos y por medio de un mensaje en su cuenta de Twitter han querido transmitir el pésame a la familia y amistades del fiscal.

 

Lucrecia, Malaya y Gürtel

Durante su paso por la fiscalía de Madrid destaca su papel en el caso del asesinato en 1992 de la inmigrante dominicana Lucrecia Pérez en la antigua discoteca Four Roses de Madrid, la primera reconocida como víctima del racismo y la xenofobia en nuestro país.

Ya en el Supremo, Campos llevó muchos asuntos de terrorismo de ETA y coordinó la labor de la Fiscalía en causas como la del 'caso Malaya' por corrupción urbanística en Málaga o el 'caso Gürtel'.

Pese al impacto mediático de todas estas causas Campos logró colocarse detrás de los focos, centrado en su trabajo como coordinador de causas económicas de especial calado y como preparador en sus oposiciones a muchos jueces y fiscales, quienes hasta ahora acudían a él para consultarle asuntos técnicos o relacionados con su carrera profesional.