scorecardresearch

El Ayuntamiento gasta 960 euros por habitante en la prestación de servicios

C.M. / Burgos
-

Salvador de Foronda. - Foto: Jesús J. Matías

Partido Popular • Concejal de Hacienda, Salvador de Foronda

El Ayuntamiento gastó un total de 960,24 euros por habitante en la prestación de servicios municipales durante 2012, según se desprende de Cuenta General que se aprobará en el Pleno del próximo día 14 de junio.

El documento analiza, con el presupuesto cerrado, liquidado y fiscalizado el coste que tienen para las arcas públicas todos y cada uno de los servicios que presta la administración local, incluyendo el de las empresas u organismos autónomos, un total de 85,4 millones de euros frente a los 31,5 millones de ingresos que generan. «El Ayuntamiento pone 474 euros por habitante e ingresa 175,2 euros por los servicios. Ninguno tiene un cien por cien de cobertura», reconoció el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, durante la presentación de los datos.

En este sentido puso como ejemplo los 3,2 millones que paga el Ayuntamiento por acciones en el ámbito educativo, competencias de las que quiere desprenderse, o los 18,4 millones en servicios sociales. «A pesar de las subidas en los precios, ha caído el grado de cobertura de algunos servicios. La política económica de este equipo de gobierno ha sido bastante real aunque ha habido que tomar determinaciones bastante duras en algunas de las subidas», reconoció.

No obstante, el responsable de Hacienda se mostró satisfecho con el grado de ejecución del presupuesto de 2012, que fue del 87% frente al 78% de 2011 y aseguró que se ha producido un ahorro de 29,5 millones en gastos, lo que ha arrojado un superávit de 25,2 millones. Sin embargo, calificó de «bajo» el remanente de tesorería  del Ayuntamiento (liquidez) que se situó en 1,9 millones y que suma 4,9 si se tienen en cuenta los organismos autónomos.

La Cuenta General de 2012 refleja una deuda de 163 millones de euros a 31 de diciembre que es el resultado de sumar los 126 millones de euros de deuda financiera, los 23,5 millones del crédito ICO solicitado para pagar a proveedores a través del Plan Montoro y los 10,5 millones que el Gobierno central socialista dio de más al Ayuntamiento y que después ha reclamado en 2011. También existen 39,2 millones en obligaciones pendientes de pago, 12,3 millones de la denominada ‘Cuenta 413’, 50 millones pendientes de cobro y 22 millones en fondos líquidos. Además, se han perdido 3,4 millones de las transferencias del Estado.

Partido Socialista • Carmen Hernando

«La inversión baja en 30 millones y debemos otros 12 en facturas»

Desde las filas del Partido Socialista se aseguró que algunos de los datos recogidos en la Cuenta General del año 2012 han sido interpretados a «conveniencia» del equipo de Gobierno.

En este sentido, la concejala Carmen Hernando aseguró que la liquidación refleja que ha habido más ingresos que gastos, pero ha sido como consecuencia de actuaciones «negativas» como la supresión de una paga a los funcionarios, los 30 millones menos de inversión, el crédito de 23,5 millones de euros de Plan Montoro para pagar a los proveedores y no contabilizar más de 12 millones de euros en facturas impagadas. «Es una liquidación que refleja el fracaso de la gestión del equipo de Gobierno», señaló.

Según la concejala, el Ayuntamiento tiene una deuda de 910 euros por habitante, pero si se añade el préstamo de la Sociedad de Aguas y de los consorcios de Villalonquéjar y del desvío esa deuda rondaría los 2.500 euros. «Y si añadimos las facturas impagadas a proveedores del año pasado, que suman 42 millones, la deuda sería de 2.700 euros por habitante, lo que nos parece excesivo. Está claro que ha subido la deuda porque hemos pedido un préstamo.

Hernando también lamentó que en 2011 la inversión por habitante fuera 229 euros, mientras que en 2012 se redujo a 61.

Desde las filas socialistas se criticó que no se hagan inventarios municipales desde 2007 ni adjunten los certificados bancarios. También se lamentó que en las memorias de costes que acompañan a la Cuenta General no aparezca lo que se ingresó o lo que se gastó el año completo como en el caso de la tasa de la ORA. En este sentido, los socialistas volvieron a solicitar que el Ayuntamiento baje el precio porque en 2012 hubo beneficio, de 300.000 euros.

También lamentaron que las saneadas cuentas de la Sociedad  Municipal de Aguas puedan traducirse en pérdidas por el canon que deberá pagar al Ayuntamiento, lo que según el concejal Carlos Andrés Mahamud, y no se podrán afrontar inversiones.

Izquierda Unida • Raúl Salinero

«El declive financiero es culpa de la mala gestión del Partido Popular»

El concejal de Izquierda Unida, Raúl Salinero, lamentó el «declive financiero» del Ayuntamiento, que achacó a la «mala gestión» del Partido Popular, y pidió que las ordenanzas municipales sean progresivas y se ajusten a la actual situación económica en lugar de tener un afán recaudatorio.

Salinero calificó de «disparatada» la deuda municipal de 163,8 millones de euros y aseguró que se ha logrado un «récord». «Es una cifra que el Ayuntamiento no puede asumir. No es cierta la buena gestión que vende el Partido Popular. Dicen que hay más ingresos cuando éstos son consecuencia de los 23,5 millones del Plan Montoro, pero los hay que devolver. Además, sigue creciendo la deuda viva y el endeudamiento, lo que impide pedir un crédito para cualquier imprevisto», apuntó.

También mostró su preocupación por el «escaso» remanente de tesorería, 1,9 millones, cuando en 2011 fue de 2,6 millones y en 2010, de 8,6. «La partida cada vez es más pequeña, lo que complica la estabilidad económica. En lugar de guardar dinero para subirla se gasta en obras», añadió.

El concejal de IU lamentó la tardanza en el pago a proveedores, aunque reconoció la existencia de una «ligera mejoría» al situarse en 64 frente a los 79 de 2011 y criticó que la denominada ‘Cuenta 413’, la que acumula facturas sin partida, alcance los 12,2 millones de euros.

Finalmente, criticó la «falta de transparencia» del equipo de Gobierno e invitó al PP a poner en marcha unas ordenanzas fiscales progresivas y que se ajusten a la actual coyuntura económica. «Lo lógico es ayudar a los que peor lo están pasando para que puedan hacer uso de lo público en lugar de subir los precios para ingresar más y aumentar el grado de cobertura de los servicios municipales».

Salinero lanzó un mensaje de esperanza y aseguró que las arcas municipales pueden recuperarse poniendo en marcha medidas que pasan por gastar lo necesario, acabar con las «corruptelas del equipo de gobierno, no privatizar servicios y pagar en plazo.