scorecardresearch

Lidl será el primer operador que se instale en Automoba

C.M.
-

La cadena alemana de supermercados se trasladará al solar del Grupo Quadis para ubicar allí el negocio que ahora tiene junto a Hipercor. Afianza así su presencia en la ciudad

Los trabajos de demolición de las naves se iniciaron la semana pasada. - Foto: Jesús J. Matí­as

La reactivación del parque o polo comercial en las antiguas naves de Automoba será una realidad a corto plazo y ya se conoce el primer operador que se instalará una vez que se derriben las edificaciones y se acondicione el terreno: la cadena alemana Lidl.

Según confirmaron fuentes de la compañía, se ha llegado a un preacuerdo con el Grupo Quadis para comprar el suelo pero el proyecto está en «fase inicial» y hay muchos detalles que todavía no están definidos. El objetivo sería trasladar el supermercado situado en el vial de acceso a Parque Burgos a unas instalaciones de nueva construcción en la nueva zona comercial, situada a unos metros de la actual, pero más próximas al núcleo urbano. 

Las actuales dependencias son unas de las más antiguas que la cadera tiene en la ciudad y se había planteado la posibilidad de su reforma pero finalmente ha optado por construirlas nuevas. «En Lidl estamos en constante búsqueda de los mejores emplazamientos para situar nuestras tiendas, estar cada vez más cerca de nuestros clientes y ofrecerles la mejor experiencia de compra», afirman desde la cadena de supermercados. 

Lidl cuenta en la actualidad con cinco establecimientos en la provincia, de los que tres están en la capital, uno en Aranda y otro en Mirada y dan empleo a cerca de un centenar de personas. En el caso de los de la capital están ubicados en el G-3 (Condesa Mencía) y en la calle Cascajera. El primero está situado en una parcela municipal cuyo uso fue cedido en 2002 por un periodo de 45 años. Se inauguró en 2005 y en 2019 se sometió a una profunda remodelación para hacer la instalación más sostenible y moderna. En cuanto al ubicado frente a las piscinas de El Plantío se inauguró en 2016 y es el más moderno. La cadena también acaba de remodelar su supermercado de Aranda de Duero. 

La semana pasada se iniciaron los trabajos de demolición de las antiguas naves de Automoba, propiedad del Grupo Quadis. Previsiblemente se prolongarán al menos durante tres meses, dado que una vez desmantelados los edificios se procederá a aplanar el terreno, unos 26.000 metros cuadrados, y dejarlo preparado para acoger a las operadores interesados. El primero como se ha señalado será Lidl, que en su caso ha comprado un 30% del terreno pero sobre el destino del resto de metros cuadrados no hay nada decidido todavía aunque operadores o compañías ya se han puesto en contacto con Quadis y se espera que el interés aumente una vez que se derriben las naves y la zona quede explanada. Todas ellas están vinculadas al ámbito comercial, que es el que permite el desarrollo urbanístico de la zona.

Tampoco se ha decidido sobre si se venderá el resto del suelo como se ha hecho con el contrato cerrado o si se alquilará. Desde el Grupo Quadis reconocen que la tramitación ha sido lenta debido a la crisis pero confían en que a partir de ahora el proyecto de polo o parque comercial tome impulso, dado que «pondrá en valor» esta zona al constituir una de las entradas a la ciudad y cuyo desarrollo ha comenzado tras años de letargo. De hecho, varios operadores se han puesto en contacto con el grupo para valorar la posibilidad de instalarse en los 26.000 metros cuadrados de uso comercial, según establece el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). 

Además del Grupo Quadis, los promotores de otro parque comercial que se quiere levantar en el terreno entre Hipercor y las naves de Automoba han registrado ya en el Ayuntamiento el Plan Especial para la zona, documento que confían en que esté aprobado en unos nueve meses y que contempla una edificabilidad de más de 37.000 metros de superficie.

ARCHIVADO EN: Supermercados, Lidl, Burgos, Empleo