El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes

ICAL
-

Su director, Antonio García, asegura que la mayoría de los turistas procedían de Italia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y Asia, y que mostraron un "concepto muy favorable" del espacio

Varios turistas contemplan una de las piezas expuestas. - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

El Museo del Retablo, ubicado en el casco histórico de Burgos, ha recibido a más de 10.000 visitantes desde que se inauguró la ampliación de su espacio expositivo el pasado mes de mayo. El director del Museo, Antonio García, asegura que la mayoría de los turistas que acudieron eran de Italia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y Asia, y que en general todos ellos afirmaron al salir tener un “concepto muy favorable” del Museo como tal, y de las piezas expuestas.

En este sentido, el director del centro señaló que, a su salida, los turistas destacaban las “condiciones óptimas” en las que se encontraban las piezas, así como “lo bien conservado que está el Patrimonio”. La propia ciudad burgalesa es otro de los aspectos fundamentales que atrae la atención de los visitantes, tal y como explica su director, coincidiendo todos en calificarla como “maravillosa”.

Un Museo que García se reafirmó en calificar como “único en España”, debido a su singularidad, poniendo de manifiesto que solo este espacio se dedica “exclusivamente a retablos”. En este punto explicó que no es “muy normal” encontrar un espacio expositivo que tenga 30 retablos en su interior, y en su mayoría procedentes de distintos lugares de la provincia de Burgos. “Es una representación de toda la provincia y de la diócesis burgalesa”, defiende, “hay retablos de la zona más despoblada, como puede ser la zona de Las Loras, Sedano, Villadiego…., esos pueblos que han quedado un poco deshabitados”.

El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes
El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes - Foto:

El Museo del Retablo es fruto del trabajo desarrollado por la diócesis de Burgos desde hace más de treinta años para la restauración y conservación del patrimonio de las iglesias parroquiales abandonadas o en proceso de ruina. En su interior, también alberge una importante sección de orfebrería, aunque se centra especialmente en el retablo.

Anualmente recibe más de 20.000 visitas de personas deseosas de conocer y contemplar de cerca el Patrimonio de la provincia. En 2018 recibió a un total de 22.000 turistas, y hasta mayo de 2019 ya habían sido 5.000 las personas que se acercaron al lugar. Con la ampliación del espacio expositivo, y viendo el nivel de visitas que ha habido durante el verano, desde el propio Museo esperan que este 2019 las cifras sean superiores a años anteriores.

Trabajos de ampliación

El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes
El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes - Foto:

La ampliación de su espacio expositivo supuso una inversión de 310.455 euros, que afectó a más de 820 metros cuadrados. Una actuación, con la que la ciudad de Burgos lograba un espacio cultural de primer orden, y que desde su inauguración pretende ser un foco de difusión cultural promovida por la diócesis burgalesa.

El pasado verano, se iniciaron los trabajos con una mejora de la accesibilidad al Museo, mediante la creación de rampas, la instalación de un ascensor y la construcción de nuevos aseos públicos, adaptados para personas con discapacidad. Además se dotó al lugar de sistemas de seguridad antirrobo y contra incendios. A su vez, se realizaron otras mejoras, como la instalación de un cortavientos en la puerta de entrada al museo, de una cabina de recepción a visitantes o la restauración de las antiguas puertas de entrada y de las ventanas al edificio.

Los trabajos llevados a cabo en esta ampliación incluyeron modificaciones en el claustro, que hasta este momento había permanecido cerrado a las visitas, y en tres salas de la planta superior. Dentro del claustro, la primera intervención fue la limpieza de una bóveda y sus paramentos, que se completó con la instalación de iluminación, cámaras de seguridad y alarmas anti incendio. En este espacio se colocaron seis retablos que estaban alojados en otras zonas del edificio y que se limpiaron y restauraron.

El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes
El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes - Foto:

En la planta primera, encima del claustro, se habilitó una sala para acoger la muestra itinerante ‘Santiago, el peregrino de Burgos’, con motivo de la celebración del VIII Centenario de la Catedral, y que anteriormente estuvo expuesta en las iglesias de Santa María la Real y Antigua y en la de San Gil.

La segunda sala habilitada se encuentra dedicada íntegramente a la Virgen, a través de diferentes imágenes que van repasando los distintos misterios marianos desde la Concepción a la Coronación. La colección la conforman, además de tallas, obras pictóricas, esculturas y relieves, dos retablos, uno procedente de Fuente Odra, dedicado a María, y otro de Reinoso, en el que se representa a Santa Ana, la Virgen y el Niño.

La tercera sala corresponde a la planta superior del claustro, en el segundo piso, sobre la sala de Santiago. Toda ella recoge el legado del artista burgalés Andrés Martínez Abelenda, que donó al Museo parte de su obra. Se trata de una instalación provisional que pretende albergar una sala didáctica dedicada a la realización e interpretación de los retablos, para “poder exponerlo gráficamente y que la gente lo comprenda mucho mejor”, explica García.

El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes
El Museo del Retablo supera los 10.000 visitantes - Foto:

Dado el gran protagonismo que está adquiriendo este Museo, y siempre con el objetivo claro de fomentar aún más las visitas al centro y a la capital burgalesa, el director, Antonio García, ya tiene en mente varios nuevos proyectos. Uno de ellos estaría relacionado con la sala de la primera planta, que se habilitó para acoger la muestra itinerante ‘Santiago, el peregrino de Burgos’. García recordó su intención de que esta sala acoja una exposición sobre los santos burgaleses, o incluso en un futuro alguna muestra sobre “tradiciones populares”.

Asimismo, señaló que llevan ya un tiempo trabajando en otros aspectos de mejora, como la creación de un vídeo introductorio, que estará a la entrada del Museo, y que servirá como guion para el visitante.

Aumento del turismo

Uno de los factores que el director del Museo considera que ha tenido mucho que ver en el aumento de visitas ha sido la pulsera turística, una iniciativa puesta en marcha por la Archidiócesis de Burgos, mediante la cual se puede acceder a los cuatro principales edificios religiosos de la ciudad a un precio muy asequible.

De esta forma, la pulsera incluye el acceso a la Catedral de Santa María, además del Museo Catedralicio ubicado en su interior; la iglesia de San Esteban, que alberga en su interior el Museo del Retablo; la iglesia de San Nicolás y la iglesia de San Gil Abad; lo que se conoce con el nombre de ‘Ruta del Gótico’. Tiene un coste de ocho euros, y posibilita la visita a los monumentos en días diversos, siempre y cuando permanezca en la muñeca de quien la adquirió. Una iniciativa que se puso en marcha con el objetivo de compartir el patrimonio y atraer a más turistas al centro de Burgos, y que de hecho está logrando su propósito.

“La pulsera turística ha incrementado el turismo”, señala García, puesto que “poder visitar tres edificios más, además de la Catedral, por solo un euro más, es un chollo”. “Es una manera de potenciar el turismo”, explica, “les explicamos que si permanecen con la pulsera en su muñeca pueden visitarlo al día siguiente, y eso facilita que tengan más tiempo para ver todo y pernoctar por la noche en Burgos”.