Detectan incrementos injustificados del censo electoral en 78 localidades

F. Trespaderne / Burgos
-

La provincia burgalesa acapara la mayor parte de las 183 entidades locales de todo el país en las que se han registrado en los seis últimos meses empadronamientos sospechosos

En Cabezón de la Sierra de un censo integrado por 48 personas en 2011 se ha pasado este año a 70. - Foto: Valdivielso

Es difícil argumentar una única causa, pero lo cierto es que la provincia de Burgos acapara, y con mucha diferencia sobre el resto, el mayor número de localidades del país en las que la Oficina del Censo Electoral (OCE) ha detectado un incremento de residentes significativo y no justificado.
De las 183 entidades locales en las que se han registrado en lo seis últimos meses del año pasado empadronamiento sospechosos 78 están en la provincia de Burgos, según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística, que ha hecho pública la relación de pueblos para que los representantes de los partidos que concurrirán a las próximas elecciones municipales y autonómicas puedan presentar las reclamaciones que estimen oportunas relativas a las modificaciones en el censo.
En todos los casos, desde la Oficina de Censo Electoral se ha dirigido a esas 78 entidades para que aclararan los incrementos de empadronamientos. La respuesta de los ayuntamientos a los requerimientos de la OCE sobre esos aumentos significativos de censados, en la mayoría de los casos, solo quince no contestaron, no se justificaron y por eso se publica en el BOE y el BOP el listado para que los representantes de la candidaturas de esas circunscripciones puedan impugnar el censo electoral. El plazo para presentar esas impugnaciones será del 6 al 13 de abril y en cinco días desde la OCE se resolverán las mismas.
Desde la Oficina del Censo Electoral señalan que la publicación de lista de ‘sospechosos’ de engordar el censo con fines electorales, «no presupone nada» y responde a alteraciones significativas detectadas en el método de control de los empadronamientos y, «en base a criterios estadísticos que detectan un crecimiento anormal» de la población.
 En las últimas elecciones municipales, las de mayo de 2011, la OCE investigó el exagerado aumento del censo en 21 localidades, lo que significa que para los próximos comicios se ha triplicado en número de localidades que curiosamente, a pesar de la despoblación, ver aumentar el número de vecinos sin que se registre en la localidad ningún movimiento económico que genere en ese incremento, aunque en ocasiones son los cotos de caza, las suertes de leña o las fincas de masa común las que generan esos empadronamientos masivos.

Denuncia en cabezón

El caso más llamativo entre las 78 localidades es el de Cabezón de la Sierra, denunciado ya hace unas fechas y que previsiblemente acabará en el Contencioso Administrativo. En los últimos tres meses del año pasado se empadronaron en Cabezón una veintena de personas, lo que propició que el censo electoral creciera un 40%, ya que hace cuatro años ese censo estaba integrado por 48 personas y de cara a las próximas elecciones de mayo sería de 70 votantes. Solo en el pleno de noviembre del año pasado se dio cuenta de resoluciones de Alcaldía que recogían a 17 nuevos empadronados. Desde la oposición, que denunció ese aumento, señalan que parte de esas nuevas inscripciones tienen vínculos directos (familiares o allegados) con el alcalde, dándose el caso de que varios de los nuevos empadronado tienen su residencia habitual desde hace más de treinta años en capitales de provincia y que no hay constancia de que residan de forma habitual en Cabezón de la Sierra.
Una de las localidades que ya estuvo hace cuatro años en la lista de ‘sospechosos’ y que vuelve a estar en la de este año es Villoruebo, donde la creación de una asociación propició hace cuatro años que de 26 vecinos empadronados se pasara a 63, nada más y nada menos que un aumento del 142 por ciento.
En el listado, que ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia, la mayoría son entidades locales menores, algunas de ellas pertenecientes a losvalles de Mena, Tobalina y Valdelaguna; de las merindades de Sotoscueva y Río Ubierna. También están Barbadillo de Herreros y del Mercado,Campolara,Cubo de Bureba, Fresno de Río Tirón, Fuente Bureba, Hortigüela, Huerta de Arriba, redecilla del camino, Revillaruz, Rublacedo de Abajo, San Mamés, Santa Cecilia, Santa Cruz del Valle Urbión, Solarana, Torrelara,Torrepadre, Tubilla del Agua, Villanueva de Gumiel o Vizcaínos.