scorecardresearch

Luz al final del túnel del Directo

L.M.
-

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, anuncia 11 millones para reabrir esta infraestructura. El dinero saldrá de una partida ya incluida en el anteproyecto de presupuestos. Además, promete avances en la A-73 y la A-11 entre 2022 y 2023

Luz al final del túnel del Directo - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

En marzo de 2011, un desprendimiento en el túnel de Robregordo dejó inútil la línea ferroviaria entre Madrid y Burgos. En el interior de la infraestructura quedó atrapada una bateadora que nunca más volvió a ver la luz. Desde hace una década se ha gestado en la provincia un movimiento ciudadano reivindicativo, que ha contado con la colaboración de la Cámara de Comercio, de ayuntamientos y de varias plataformas, para reclamar su puesta en servicio y configurar de este modo un nuevo ramal norte del Corredor Central.Tras años de manifestaciones y reuniones, parece que ahora se empieza a vislumbrar por fin la luz.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, anunció ayer durante su visita a Burgos que se destinarán más de 10 millones de euros, casi 11, a mejoras en la línea Madrid-Aranda de Duero-Burgos. El montante servirá para, en un principio, retirar la máquina atrapada en medio del túnel y que sigue intacta una década después entre toneladas de piedras. También se acometerá una renovación integral del trazado para dejarlo listo para la circulación. 
Pero, ¿de dónde sale esa cantidad que comprometió ayer el Ejecutivo? La responsable ministerial explicó que la dotación correrá a cargo de la partida de mantenimiento que recoge el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022 para el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)