scorecardresearch

12.760 millones para reducir un 21,3% las emisiones de CO2

SPC
-

La estrategia de eficiencia energética prevé una mejora del 40 por ciento con una aportación de los sectores privado (85%) y público que supondrá la creación o mantenimiento de 357.423 empleos

Cartel de una actuación de la Junta para la mejora de la eficiencia energética en la capital segoviana. - Foto: Rosa Blanco

La estrategia de eficiencia energética de Castilla y León 2030 prevé inversiones por 12.760,32 millones de euros y la creación o mantenimiento de 357.423 puestos de trabajo. Entre los objetivos básicos de estas inversiones están la mejora de la eficiencia energética un 40 por ciento; reducir el consumo en 2.815,8 kilotoneladas de equivalente en petróleo (ktep) y bajar las emisiones de CO2 un 21,3 por ciento (de 16,89 millones de toneladas durante este año a 13,28 en 2030).

La mayor fuente energética que se prevé reducir es el gas natural (23,22 por ciento menos), seguida de los derivados del petróleo (8,29 por ciento) y la eléctrica (1,66 por ciento), mientras que las fuentes renovables no eléctricas verán incrementado su consumo un 11,04 por ciento, irrumpiendo como nuevo vector energético el hidrogeno verde (H2). Las reducciones de emisiones más importantes llegarán por el sector industrial y el  terciario/servicios, con un 21,48 y 22,21 por ciento, respectivamente.

La propuesta de estrategia, analizada por Ical, precisa que la inversión privada superará el 85 por ciento del total y se calcula en 10.938,61 millones, mientras que la pública (ayudas más inversiones directas) será de 1.821,72 (14,28 por ciento). En términos de empleo, se estiman 119.141 directos y 238.282, indirectos.

Transporte.

El mayor volumen de inversión corresponderá al sector transporte, con 8.890,85 millones de euros, aunque también es el que menores apoyos públicos necesita, sólo 127,48 millones (1,43 por ciento) y es el que mayor participación tendrá en el ahorro de energía final acumulado, alcanzando el 31,79 por ciento.

El documento aclara, no obstante, que de la inversión prevista por este sector, 8.470,9 millones (95,2 por ciento) responden a la renovación de la flota, prevista en 520.293 vehículos, 261.880 con tecnologías eléctricas y 258.413 con el resto de tecnologías.

Es decir, sin contar los desembolsos en renovación de vehículos, las inversiones ascenderán a 4.289 millones, de los que 2.467,67 serán inversiones privadas; y 1.821,72, públicas.

El siguiente sector por volumen de inversión es el residencial con 1.029,04 millones, con un apoyo público necesario de 272,74 millones (26,5 por ciento). Este sector aportará el 15,38 por ciento del ahorro de energía final.

El programa afirma asimismo que en el sector servicios/terciario, habrá que realizar inversiones por 679,64 millones, con un apoyo público de 203,89 millones (30 por ciento), lo que permitirá aportar el 10,76 por ciento del ahorro.

Para el sector industrial se estiman unas inversiones que alcanzan los 497,08 millones de euros, de los que 148,95 millones serán apoyos públicos (29,97 por ciento), con una aportación del 24,18 por ciento al ahorro final.

El sector agricultura precisa de inversiones estimadas de 143,01 millones de euros, donde el apoyo público será de 42,90 millones (30 por ciento), con una contribución del 14,17 por ciento al ahorro.