scorecardresearch

Impulsan las primeras rehabilitaciones en la Inmaculada

C.M.
-

En el primer trimestre del próximo año comenzarán las obras en uno de los edificios de la barriada y hay otras cuatro comunidades de propietarios interesadas. Ninguno de los 50 bloques cuenta con ascensor

Las edificaciones de la barriada de la Inmaculada se construyeron en la década de los años 60. - Foto: Luis López Araico

Las nuevas ayudas a la rehabilitación para eliminar las barreras arquitectónicas y mejorar la eficiencia energética de los edificios vinculadas a los fondos europeos ha puesto en guardia a muchas comunidades de propietarios para no dejar pasar esta oportunidad. La barriada Inmaculada, una de las zonas que más necesita esa renovación, se está movilizando para acceder a ellas y las obras en el primer bloque de viviendas podrán comenzar en el primer trimestre de 2022. También hay otras cuatro comunidades interesadas en realizar mejoras. 

Las edificaciones se construyeron en los años 60 y son de dos tipos: bloques y unifamiliares. Por lo que se refiere a los bloques, hay un total de 50 con planta baja más cuatro pisos que carecen de ascensor y adolecen de condensaciones y humedades en las galerías o en las ventanas y necesitan actuaciones en las fachadas y en algunos casos también en las cubiertas. En cuanto los unifamiliares hay un total de 500 en las que se necesita actuar en las fachadas y en algunos casos en las cubiertas.

Por el momento, la instalación de ascensores y mejora de las fachadas se limitará a los bloques y las comunidades de propietarios ya han comenzado a mantener las primeras reuniones y a llegar a acuerdos, dado que las ayudas tienen unos plazos de solicitud. «Está funcionando el boca a boca y los vecinos no quieren dejar pasar esta oportunidad», indican desde los estudios de arquitectura Canal 4A y Rehábitat que han hecho intervenciones en otros barrios y que han hecho los primeros proyectos. 

En el caso de las ayudas para la eficiencia energética pueden alcanzar hasta el 80% y en el de accesibilidad hasta el 40% pero el coste por comunidad es variable y todo depende del proyecto. Puede rondar los 30.000 euros y la subvención alcanzar los 18.500 euros, de modo que los propietarios tendrían que pagar desde 100 euros al mes, una cantidad, según defienden, que es asumible. 

Todo apunta a que el primer bloque que podría abrir la rehabilitación en este barrio sería el del número 1 de la calle Frida Kahlo, que instalará fachada ventilada y se espera que en las siguientes semanas otros edificios se animen.

Las más de mil viviendas que integran la barriada de la Inmaculada fueron construidas por el Patronato Benéfico de Francisco Franco culminó en 1964 en un solar de 50.000 metros cuadrados que el Ayuntamiento había cedido ocho años antes en las antiguas Eras de Gamonal. Toda ella necesita una regeneración como se ha hecho en otras zonas como Río Vena, San Cristóbal o el casco histórico.