scorecardresearch
Jesús Quijano

UN MINUTO MIO

Jesús Quijano

Catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Valladolid


La geometría variable

13/06/2022

Supongo que el término «geometría variable» tendrá un sentido propio en el ámbito científico al que corresponde y, si es que lo tiene, se referirá a figuras geométricas que van cambiando de estructura para formar distintas variantes. Empiezan siendo un triángulo, que luego se despliega en un cuadrado, o en un rectángulo, de ahí pasa a un pentágono, y a medida que va añadiendo lados se transforma en un exágono, en un octógono, o quizá en un poliedro de configuración mucho más compleja. Seguro que he sido inexacto en la descripción, porque debo aclarar que, en nuestros años jóvenes, cuando las letras eran letras y las ciencias, ciencias, opté por lo primero y ahí me he mantenido invariablemente, sin la más mínima aproximación al otro bando.
Pero la cuestión era que esa curiosa expresión de la geometría variable se viene aplicando últimamente a otros mundos distintos a la geometría, y muy particularmente a la política. Dícese de aquellas situaciones parlamentarias en las que, para sacar adelante una determinada ley, o para alcanzar mayoría suficiente en una votación, hay que obtener apoyos de distintas procedencias y negociar a muchas bandas, por muy contradictorias que resulten las ofertas y contraofertas con las que se pretendan sumar las voluntades necesarias. Tal circunstancia suele coincidir con otra que le sirve de antecedente: hay que recurrir a la geometría variable cuando faltan apoyos estables que proporcionen seguridad, sea porque los que había han dejado de ser fiables, porque no se han encontrado, o no se buscan ni se desean, otros que pudieran sustituirles.
Pues en esas estamos. Si uno se fija en las votaciones que se han celebrado en el Congreso de un tiempo para acá, encontrará de todo: unas salieron adelante con los votos que en su día se unieron para la investidura del Presidente del Gobierno; otras sólo con algunos de ellos y, en ciertos casos, sin que el socio minoritario del propio Gobierno se sumara; otras, en fin, con la colaboración del principal partido de la oposición, generalmente en forma de abstención. Y yo no digo que no se hagan estos equilibrios, porque si se hacen es porque no habrá otro remedio. Lo que digo es que vendría bien aclarar un poco el panorama, saber dónde está cada uno en este momento, y si hay alguna figura geométrica de referencia, o da lo mismo un triángulo que un dodecaedro. Que supongo que no, aunque a veces lo parezca.