Piden la dimisión de la Gerencia de Atención Primaria

G.G.U.
-
Piden la dimisión de la Gerencia de Atención Primaria

La Junta de Personal de Sacyl se reunió ayer con el equipo directivo en busca de un gesto que apaciguara los ánimos. No lo hubo. La próxima semana convocarán asamblea general

«Exigimos la dimisión de la gerente [de Atención Primaria] y su equipo. Hace falta otra gestión y otras personas que la lideren». Con estas palabras remató ayer la Junta de Personal del Área de Salud de Burgos, que se corresponde con toda la provincia, el comunicado sobre la reunión mantenida con Aser Morato y demás responsables de la organización de los centros de salud de Burgos. El presidente, Pablo Oyágüez, afirmó estar sorprendido de la «falta de voluntad» de los directivos por apaciguar los ánimos del colectivo, tan harto y desmotivado como para liderar una protesta laboral sin precedentes en la provincia. «Es triste porque, con un pequeño gesto, se podría resolver, pero no lo ha habido», remachó Oyágüez, quien ya avanzó que la semana que viene se celebrará una asamblea de trabajadores para acordar movilizaciones. Eso sí, aclaró que la huelga será la última opción.
Los representantes de los trabajadores tenían dos objetivos al comienzo de la reunión: conseguir «una rectificación» que paralizara la obligación de que los médicos de cabecera menores de 55 años que ejercen en centros de salud urbanos sin Urgencias hagan este servicio en el Punto de Atención Continuada de Gamonal en turnos de 14 horas al mes (retribuidas) y un acuerdo de colaboración para analizar y consensuar entre todas las partes un proyecto global de organización de la asistencia sanitaria a largo plazo. «Esperábamos cierta rectificación y disposición para conseguir un modelo global y participativo en el que se tenga en cuenta a los profesionales, pero también a los sindicatos, porque somos los representantes», señaló Oyágüez, destacando que Morato y su equipo no presentaron su propuesta de jornada complementaria (las 14 horas de atención continuada en el PAC de Gamonal) a la Junta de Personal antes que a los trabajadores. «No ha habido negociación y, ahora, tenemos que escuchar que si no hacen las guardias habrá que cerrar el PAC. Es decir, que sería su culpa», dijo.
El comunicado de los representantes de los trabajadores encendió más los ánimos, ya muy tocados por la decisión de tres médicas del centro de salud de Los Cubos de renunciar a su puesto de trabajo por hartazgo. Nuria Adrián, Pilar Obregón y Sonia Andrés afirmaban ayer estar sobrepasadas por la repercusión de su decisión, no solo en Burgos sino en otras partes de España, en las que la Atención Primaria también ha sido la principal pagana de la crisis. «Nosotras hemos puesto nombre y apellidos, pero somos médicas de familia vocacionales y creemos que merece la pena luchar todos juntos», dijeron las facultativas durante una concentración en la que estuvieron respaldadas por compañeros y numerosos pacientes, así como por representantes vecinales de San Pedro de la Fuente. «Hoy es nuestro último día, esperemos que esto sirva para algo», afirmaron, reiterando que su decisión «no es una pataleta por no querer hacer una guardia» y pidiendo a políticos y gestores «que hagan su trabajo». En este punto, afirmaron estar «ofendidas» porque el delegado territorial de la Junta, Baudilio Fernández-Mardomingo, las tildara de «chantajistas».
La falta de un acuerdo de mínimos entre la Junta de Personal y la Gerencia de Atención Primaria, última esperanza de las facultativas para no hacer efectiva su renuncia, provocó una reacción en cadena entre los profesionales de los centros de salud, que por la calle habían salido a la calle para demandar una asistencia de calidad, y colectivos como la Plataforma por la Sanidad Pública. Este último remitió un escrito en el que recordó que Burgos «no puede permitirse perder tres médicas» -las sustituirán con profesionales de otro centro de salud en el que la sobrecarga de trabajo se agravará- y recordaron que si Sacyl no encuentra médicos en Burgos es «por estas políticas mezquinas».
El PSOE, por otra parte, informó ayer de que ha registrado una petición de comparecencia del consejero de Sanidad, Antonio María Saéz, en las Cortes ante «el drama» que se vive en Burgos.