scorecardresearch

¿A cuánto el kilo de 'crack'?

Diego Izco
-

Las cifras de la 'Operación Mbappé' reabren el debate histórico sobre el precio de los futbolistas

¿A cuánto el kilo de 'crack'? - Foto: CHRISTOPHE PETIT TESSON

Cuando se produce un fichaje de muchos millones o se deposita una oferta aparentemente escandalosa sobre la mesa de negociación, los debates sobre la ética o conveniencia de «semejante gasto» aparecen irremediablemente. El interés legítimo del Real Madrid por Mbappé y la oferta inicial de 160 millones de euros por el delantero del PSG reabren el debate sobre cuál debería ser el precio del 'crack'. Un repaso histórico por la lista de los futbolistas más caros en cada momento de la historia aclara el panorama:  

 

Primeros años

Willie Groves, un delantero inglés con cierto renombre en el fútbol de final del siglo XIX, está considerado el primer 'gran fichaje' de la historia del fútbol: el Aston Villa pagó al West Bromwich Albion la escandalosa cifra de 100 libras esterlinas (unos 120 euros) en 1893. Desde entonces y hasta 1932, el futbolista más caro del planeta siempre estuvo en Gran Bretaña; curioso fue el caso de David Jack, el primer futbolista que consiguió golear en Wembley (final de la FA Cup en 1923): se convirtió en el jugador más costoso del mundo cuando el Bolton pagó 3.500 libras al Plymouth en 1920. Y recuperó el trono en 1928, cuando el Arsenal pagó casi 11.000 libras a los Wonderers. Su plusmarca quedó hecha trizas, no obstante, en 1932. Y el fútbol cambió de latitud: River Plate hizo un desembolso récord -doblando esas 11.000 libras de Jack, 23.300 al cambio- para fichar de Tigre al mito Bernabé Ferreyra. El 'Mortero de Rufino', como se le apodaba, fue durante 17 años el futbolista más caro del mundo. 

 

50-60: Italia

Inglaterra volvió a la carga para recuperar su cetro (el galés Trevor Ford, fichado por el Sunderland en 1950, fue el primer jugador en superar las 30.000 libras), pero de repente apareció un inquilino insospechado en el gran mercado: Italia. En 1952 el Nápoles pagó el equivalente a 61.000 euros actuales (o 52.000 libras) por el sueco Hans Jeppson. La escalada en la Serie A fue imparable: el uruguayo Schiaffino llegó a Milán a cambio de 84.000 euros, el argentino Sívori a la Juventus por 103.000, el español Luis Suárez al Inter por cerca de 170.000, hasta que de nuevo la Juve rompió la barrera del medio millón: alcanza (al cambio) los 550.000 euros pagados al Varese por Pietro Anastasi.  

 

70-90: millones

Todo estaba a punto de cambiar en verano de 1973, cuando el Barça irrumpió en un mercado de claro dominio italiano y destrozó el mercado con el millón de dólares (por entonces unos 100 millones de pesetas) pagados al Ajax por Johan Cruyff. Los azulgranas, nueve años más tarde, volvieron a elevar notablemente el listón cuando cruzaron el Atlántico para fichar a Diego Armando Maradona: la cantidad se cifró en 1.200 millones de pesetas -unos siete millones de euros-. En una época claramente inflacionista, Milan (7,2 millones por Gullit) y Juventus (el equivalente a 9 millones por Roberto Baggio) son los últimos clubes que ejecutaron el gran gasto antes de que se abriese la ventana de la 'Ley Bosman'. 
Con la apertura de los mercados a través de la sentencia de diciembre de 1995, el fútbol entró en una etapa de gasto desmedido. Antes de dicha sentencia, el Milan se convirtió en el primer club en pagar más de 10 millones de euros (11,1) por Papin al Olympique de Marsella. Fueron los años del doble viaje de Ronaldo, el más caro del mundo en 1996 cuando el Barça le pagó el equivalente a 15 millones al PSV y luego, en 1997, cuando el Inter le dio cerca de 22 al conjunto azulgrana. Fue la época de  Lopera y Denilson, por el que el Betis pagó 5.000 millones (30 millones) superados después por Vieri (36) y Hernán Crespo (40). 

 

S.XXI: Florentino

Y de repente llegó Florentino Pérez. Aunque el titular más correcto sería 'Florentino, los oligarcas y los jeques' para describir la escalada del precio del 'crack' en el siglo XXI, el primero que golpeó el mercado fue el presidente del Real Madrid. Luis Figo, 'arrebatado' al Barça a cambio de 60 millones de euros, supuso el mayor golpe de efecto en la historia del fútbol moderno y la constatación de que la reglas (y las cantidades) cambiaron para siempre. 
Durante más de una década, el jugador más caro del mundo siempre vistió de blanco: primero Figo, luego Zidane (75 millones a la Juventus), ocho años más tarde Cristiano Ronaldo (96 al United) y finalmente Gareth Bale (103 al Tottenham). El galés, el primero que rompió la barrera de los 100 'kilos' (algo que hoy han hecho 12 futbolistas), fue durante tres años el jugador más caro del planeta hasta que el United pagó a la Juventus cerca de 112 millones de euros por Pogba. Un año más tarde, en verano de 2017, el PSG puso el techo en la operación más brutal de la historia: los 222 millones de euros pagados por Neymar.