scorecardresearch

Burgos ya es la sexta provincia con mayor poder adquisitivo

L.M.
-

La consultora alemana GfK fija en 16.742 euros la capacidad de compra de los vecinos de este territorio, la más alta de todo el país tras Madrid, Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Barcelona. La media son 14.709 euros

El ascenso de Burgos ha propiciado que Navarra pierda dos puestos en el ranking de GfK. - Foto: Alberto Rodrigo

La economía burgalesa, sostenida en su alto PIB industrial, ha logrado capear algo mejor que la de otros territorios la tormenta desatada tras el estallido de la pandemia. Apoyada en esa fortaleza, el resultado es que el poder adquisitivo de los ciudadanos de la provincia ha logrado escalar dos puestos y pasar del octavo a sexto puesto del ranking a nivel nacional.

La consultora alemana Growth from Knowledge (GfK), una de las mayores compañías de investigación de mercados del mundo, cifra en 16.742 euros la capacidad de compra de los burgaleses. Se trata de un nivel algo superior, por ejemplo, al que disfrutan los vecinos de Manchester (Reino Unido), Pistoia (Italia) o Castelsarrasin (Francia). El territorio burgalés es el primero entre los 'mortales' y supera ampliamente la media nacional, que se queda en los 14.709 euros. Madrid lidera esta clasificación con 18.576 euros, seguida de las tres vascas. Álava cuenta con 18.468 euros -hasta este 2021 era la primera- Guipúzcoa con 18.309 euros y Vizcaya con 17.505 euros.

Tras ellas va Barcelona (17.366 euros) y seguido Burgos. La provincia logra escalar dos posiciones -las mismas que pierde Navarra- dejando en medio a Zaragoza. Otro territorio perteneciente a Castilla y León, en este caso Valladolid, sube unos cuantos puestos y logra situarse el décimo con una capacidad de compra fijada por GfK de 16.098 euros.

Las provincias con la menor capacidad de compra en España se sitúan en el suroeste, siendo Badajoz la provincia que ocupa la última posición con 10.830 euros de poder de compra per cápita. Se trata de casi un 74% de la media nacional y cerca del 72% de la media de Europa.

Contrastes. En el viejo continente el promedio alcanza los 15.055 euros, aunque con notables diferencias: Liechtenstein (64.629 euros por habitante), Suiza (40.739 euros) y Luxemburgo (35.096 euros) disponen de los mayores ingresos por persona, mientras que, por el contrario, Kosovo, Moldavia y Ucrania están en los niveles más bajos. Es más, los ciudadanos de Liechtenstein, primer país en el ranking, cuentan con 34 veces más capacidad de compra que los habitantes de Ucrania, nación que se coloca en la última posición con apenas 1.892 euros disponibles por persona.

Según el informe elaborado por la consultora alemana Growth from Knowledge, los ciudadanos europeos tuvieron alrededor de 10,2 trillones de euros disponibles para gastar el año pasado en alimentación, hogar, servicios, energía, pensiones privadas, seguros, vacaciones, movilidad o compras. Esta cantidad da lugar a un crecimiento nominal del poder adquisitivo del 1,9%. Sin embargo, la liquidez de la que disponen actualmente los ciudadanos varía de forma significativa de país a país. Es más, solo 16 de los 42 países analizados por GfK están por encima de la media de Europa, lo que contrasta con los 26 que están por debajo, España incluida.