scorecardresearch

Roberto Saiz sigue de delegado y Máximo López, a Transparencia

DB
-

Los grandes retos del primero, la construcción del Parque Tecnológico y el centro de salud del Silo; el del segundo, «mejorar la confianza de los ciudadanos en las instituciones que les sirven»

El abogado arandino Máximo López Vilaboa cambia la dirección general de Relaciones Institucionales por la de Transparencia. - Foto: Christian Castrillo

Roberto Saiz Alonso, nacido en 1966 en Burgos, continuará siendo delegado territorial de la Junta en la provincia, después de que ayer el Gobierno regional lo ratificará en un cargo al que llegó justo después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019. Tres años después de aquel nombramiento se enfrenta casi a los mismos retos que entonces, los más acuciantes, la construcción del Parque Tecnológico de Burgos, cuyas obras para su conclusión ya han sido licitadas, y la finalización del centro de salud del Silo, cuyos trabajos ya han sido adjudicados pero todavía no han empezado. La sociedad burgalesa está muy atenta al término de ambos proyectos, atascados desde hace lustros.

José Máximo López Vilaboa suma y sigue. El político arandino, que hasta ahora ocupaba la dirección general de Relaciones Institucionales de la Consejería de la Presidencia, ejercerá a partir de ahora como director general de Transparencia y Buen Gobierno de la Junta de Castilla y León. Asume el cargo en sustitución de Enrique Rivero. López considera la transparencia como «un presupuesto necesario en una democracia moderna del siglo XXI», por lo que recibe como «una gran responsabilidad trabajar por aumentarla» dentro de la comunidad autónoma «mediante el acceso a la información pública en todas sus vertientes, así como para actualizar y mejorar las normas de buen gobierno y su aplicación práctica, como ejes fundamentales de toda acción política», avanza en sus primeras declaraciones tras el nombramiento.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)