scorecardresearch

El Senado reclama al Gobierno la reactivación del Directo

DB
-

El Partido Popular saca adelante la moción para que el Ejecutivo inicie de manera urgente el proyecto para el acondicionamiento y reapertura del trazado que une Burgos con Madrid

La línea se cerró en 2011 tras el hundimiento del túnel de Somosierra. - Foto: Alberto Rodrigo

El pleno del Senado aprobó ayer la moción presentada por el Partido Popular para instar al Gobierno a que inicie de manera urgente el proyecto para el acondicionamiento y posterior reapertura al tráfico ferroviario de la línea directa que une Madrid con Burgos, con parada en Aranda de Duero. La propuesta salió adelante con el apoyo de Ciudadanos y Vox y la abstención del resto de grupos de la Cámara Alta.

Los senadores populares por Burgos, Cristina Ayala y Javier Lacalle, fueron los encargados de defender la moción. Este último explicó que la reapertura de la línea férrea Madrid-Aranda de Duero-Burgos «supondría un abaratamiento del transporte tanto por un consumo inferior de carburantes como por la cantidad de toneladas transportadas en un mismo convoy». Además, aseguró, «disminuiría la intensidad de tráfico de vehículos pesados y ligeros por carretera y se rebajaría la contaminación medio ambiental».

Lacalle remarcó que el Ayuntamiento y la Diputación solicitaron en 2017 al exministro de Fomento Íñigo de la Serna la reapertura del tren Directo tras la elaboración de un informe en el que se planteaban tres escenarios de inversión para relanzar la línea. Un año después, recordó, el presidente Mariano Rajoy se comprometió a impulsar el proyecto, pero días después hubo un cambio en el Gobierno con la moción de censura. 

Por su parte, Cristina Ayala criticó que la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, «trate de engañar» a los burgaleses haciendo creer que la retirada de la bateadora del túnel de Somosierra es la solución de esta línea. «Estamos hartos de que en sus visitas los ministros socialistas prometan inversiones en la provincia y luego el presupuesto baje un 20%». 

La senadora socialista Mar Arnaiz, que se abstuvo por «el interés general», propuso una enmienda para que las comunidades de Castilla y León y Madrid colaboren con el Gobierno para la reapertura del tren Directo. Una enmienda por la que el PSOE condicionó su voto favorable y que el Grupo Popular no aceptó al considerar «absurdo» que sean las administraciones regionales las que asuman unas competencias estatales. 

Arnaiz acusó a los gobiernos nacional y autonómico del PP de no haber invertido ni un solo euro en diez años para reactivar la línea férrea y consideró que la moción solo buscaba el rédito electoral.