scorecardresearch

Argentina, con 5.090 electores, cuarto 'municipio' de Burgos

G. ARCE
-

18.557 burgaleses, repartidos por un total de 105 países, están llamados a votar en las elecciones autonómicas del 13 de febrero. El censo total alcanza a los 297.401 habitantes

Solo el 5,6% de los españoles extranjeros que pueden votar ejercen este derecho. - Foto: Valdivielso

Un total de 297.401 burgaleses están llamados a las urnas el próximo 13 de febrero, cita que pillará a 18.557 de los electores convocados, el 6% del total, en alguno de los 105 países donde tienen fijada su residencia. Argentina, con 5.090, es el territorio con más burgaleses con derecho a voto tras España, aunque hay 19 países repartidos por todo el mundo en los que habita un solo burgalés que también podría decidir con su papeleta el destino de las Cortes de Castilla y León.

La obligada publicación y consulta de los censos electorales es un recordatorio de que Burgos es tierra de emigración y también misionera. Con respecto a las anteriores elecciones autonómicas, celebradas el 26 de mayo de 2019, el censo de residentes en el extranjero ha crecido un 3,2%, sumando 500 electores más.

Los lazos se mantienen muy estrechos con buena parte de Latinoamérica y también con la Unión Europea, los dos destinos principales de los electores en el extranjero.

Por encima de todos ellos destaca Argentina, donde reside el 27% de los llamados a las urnas. Tras Burgos capital, con 134.860 electores, Miranda de Ebro y Aranda de Duero, con 26.795 y 24.472, respectivamente, es el territorio -en este caso país- con más población con derecho a voto.

Le siguen, aunque con un menor número, países como Francia (1.592), México (1.533), Chile (1.071), Alemania (1.065) y Estados Unidos (1.055). Por encima de los 500 electores están Reino Unido (910), Cuba (656) y Brasil (511).

Por encima de los 400 se sitúan Uruguay (450), Venezuela (425) y Suiza (416).

Si algo llama la atención en el mapa mundi de los burgaleses por el mundo es que hay un único censado en 19 países, en muchos casos misioneros. Los más cercanos están en Bulgaria, Georgia, Lituania o Bosnia Herzegovina; los lejanos pueblan África (Costa de Marfil, Gabón, Liberia, Tanzania, Togo, Uganda) e incluso habitan en Afganistán, Corea o Papúa Nueva Guinea.

Andorra, con 67 electores, supera a los 48 que se contabilizan en Portugal. Marruecos suma 21 y solo 38 en China, número que contrasta con los 185 residentes en Australia.

Si alguno de los apelados por esta cita electoral se ha activado en los últimos días, ha podido comprobar sus datos censales y presentar las oportunas reclamaciones si ha sido necesario en las oficinas consulares de sus países de residencia.

Si se deciden a votar, deberán solicitar su voto a la delegación provincial de la Oficina del Censo Electoral (OCE) hasta el 15 de enero. Esta Oficina remitirá a los interesados el impreso oficial de solicitud, que también estará disponible en los consulados y en las páginas web de la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y del INE.

En la última cita electoral, la del 26 de mayo de 2019, solo un 5,6% de los españoles censados en el extranjero ejerció su derecho a voto, según los datos del Ministerio del Interior. Las trabas burocráticas y los plazos necesarios para ejercer este derecho, lleva a muchos expatriados a no votar. Tradicionalmente, apenas un tercio de los llamados a las urnas fuera de las fronteras españolas termina votando.

Provincia.

La mayoría de los electores extranjeros, 7.271, han nacido en Burgos capital. 760 son de Aranda de Duero y 621 proceden de Miranda de Ebro.

Toda la provincia ha sufrido la emigración, aunque el censo electoral de varios municipios deja claro el porqué hoy están en peligro de vaciarse. Ejemplos hay muchos: Jaramillo del Quemado tiene 15 de los 21 habitantes con derecho a voto censados en el extranjero; Jaramillo de la Fuente son 19 de 64; en Monterrubio de la Demanda son 45 de 102; 49 de 81 en Nebreda; 145 de 320 en Los Altos; 99 de 154 en Barbadillo del Pez; o 34 de 78 en La Gallega.