scorecardresearch

La Catedral recupera el pulso turístico

B.D.
-

Agosto ha arrancado con buenas expectativas. El fin de semana entraron más de 2.000 personas cada día

El turismo que recala en Burgos es mayoritariamente nacional. - Foto: Patricia González

Las largas colas de visitantes que se están viendo este verano en la plaza del Rey San Fernando para acceder a la Catedral son el mejor termómetro de la recuperación del turismo en la ciudad. Y aunque no se ha logrado llegar a los niveles prepandemia, los datos son considerablemente mejores que los del año pasado, lo que supone una buena noticia para la hostelería y el comercio, dos de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria.

Así, la Catedral ha cerrado julio con casi 30.000 visitas -concretamente han sido 29.476-, cifra que es tres veces superior a la registrada en ese mismo mes del año pasado, cuando se quedó por debajo de las 11.000 entradas. Tal y como señalan desde el Cabildo Metropolitano, el número de turistas de este julio se acerca bastante al de veranos de antes de la covid, años en los que el templo recibió en ese mes entre 36.000 y 40.000 personas.

El hecho de que un 80% de los españoles haya decidido disfrutar de las vacaciones estivales sin salir del país ha influido positivamente en la recuperación del turismo de interior, como es el caso de Burgos, hasta el punto de casi salvar la temporada. La repercusión que han tenido los actos del 800 aniversario del templo y la apertura de la exposición de Las Edades del Hombre han sido también claves para atraer visitantes. «El turismo es mayoritariamente nacional, aunque también hay una pequeña parte de turistas extranjeros, aunque son los menos», apunta Juan Álvarez Quevedo, vicepresidente del Cabildo y delegado diocesano de Patrimonio.

Agosto ha arrancado con buenas expectativas. Este pasado fin de semana entraron al templo una media de más de 2.000 personas cada día, cifra considerablemente más alta que la anotada la última semana de julio, cuando la media diaria fue de unas 1.200. De mantenerse ese ritmo, el balance será satisfactorio porque el año pasado, la Catedral sumó cerca de 17.000 visitantes en todo agosto.

Las fuentes consultadas han indicado que, de momento, no todos los turistas que están accediendo a la Catedral continúan después la visita a la exposición de Las Edades del Hombre, puesto que la mayoría de los que han pasado por las taquillas ha optado solo por la entrada para la Seo. Desde el Cabildo confían en que a partir de septiembre la cifra de personas interesadas en recorrer tanto el templo como la muestra de arte sacro mejore considerablemente.