scorecardresearch

El alcalde de Castrillo de la Vega se queda solo

L.N.
-

Juan Miguel Valladolid no entiende que Isidro García haya asumido el poder sin contar con el resto de la candidatura. Reconoce que la relación es «tensa»

Juan Miguel Valladolid (izquierda) e Isidro García en uno de los últimos plenos. - Foto: L.N.

Los últimos acontecimientos en el Ayuntamiento de Castrillo de la Vega bien podrían formar parte de la mítica serie de televisión 'Aquí no hay quien viva'. Primero se convocó a los vecinos en febrero para que dijeran si estaban de acuerdo o no en que su entonces alcaldesa, Florence Amar, percibiera un sueldo. Gano el 'sí'. Pero la regidora no vio legítimo ponerse una retribución porque la victoria llegó con un margen estrecho. Después dimitió. La teniente de alcalde también. Más tarde, todos los concejales renunciaron a asumir la alcaldía. Nadie quiso. Ni los cuatro del Partido Popular ni los dos del PSOE. El séptimo es un no adscrito que no podía optar al cargo. Así las cosas, la vara de mando recayó en el edil de mayor antigüedad, Isidro García (PSOE). Ese mismo día, el 4 de abril, avanzó que renunciaría. «Seré alcalde por obligación, no porque quiera», dijo en el pleno. Sin embargo, más de un mes después continúa al frente de la corporación y presidió el pleno hace unos días. 

Su compañero de filas, Juan Miguel Valladolid, critica que García ha asumido el cargo «sin contar para nada con el resto de la candidatura». Por eso, ayer decidió pasar al grupo de no adscritos. 

Valladolid ve «ilógico» que García ocupe la alcaldía cuando «no está obligado». Y es que aunque la secretaria del Ayuntamiento sostuvo que si renunciaba tendría que dejar el acta, después desde Diputación se ha aclarado que una cosa no conlleva la otra. En estas circunstancias, Valladolid admite que la relación entre ambos es «tensa» y que toma esta medida «habida cuenta de evidentes discrepancias». De igual forma, manifiesta «una falta de apoyo» por parte del PSOE. Así las cosas, García, que aún no tiene teniente de alcalde, afrontará el último año de mandado en solitario. Por su parte, Valladolid recalca que seguirá a disposición de los vecinos de Castrillo de la Vega.