scorecardresearch
Diego Izco

TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Ya ni disimulan

20/07/2021

A veces basta un número para empezar a tirar del hilo, y este número es «nueve». Es, exactamente, el número de porteros que tiene en nómina el PSG -a día de hoy- para la temporada 21/22: Keylor, Donnarumma, Rico y Areola, más los franceses Letellier, Lavalée e Innocent, el polaco Bulka y el italiano Franchi. ¿Quién puede decir que gasta unos 82 millones de euros anuales en nóminas de porteros? Nadie. Cada vez es más el sonrojo que producen las cifras y menor el pudor con el que se salta a la torera ese pretendido fair play financiero que dicen imponer FIFA y UEFA, cómplices de la tragicomedia catarí en el Parque de los Príncipes. Porque sí, son «nueve» y «unos 82», pero los números traen más números: se jactan de haber pagado apenas 60 millones de euros por Ramos, Donnarumma, Wijnaldum y Achraf (de hecho, todos ellos los pagaron por el lateral del Inter). Pero, ¿saben por qué los otros tres eligieron París? Una pista: no fue por el clima, ni por el idioma, ni por un ático con vistas a los Campos Elíseos ni por la poco ponderada amabilidad francesa (ya…). Si huele a dinero, parece dinero y suena a dinero, es por dinero. Hablamos de cuatro sueldos estratosféricos que añadir a las nóminas de Mbappé, Neymar, Verratti, Marquinhos o Di María. Y viendo cómo andan otros equipos sacando lastre, rebajando salarios como sea, renovando a la baja-bajísima, recortando de donde pueden para ajustarse al modelo legal imperante… ¿Por qué no se esconden? Sólo puede haber un motivo, y es el de saberse por encima de la ley, ser intocables: la impunidad del patrocinador, de quien pone la pasta y se lleva Mundiales a invierno, por ejemplo. No van a parar hasta conseguir levantar una Champions, lo mismo allí que en Manchester, y ya ni disimulan. Festejarán haber llegado los primeros a una carrera en la que los demás sí respetaron los semáforos rojos. Pues enhorabuena de antemano, oiga...