El 90,5% de los municipios se une para prestar servicios

SPC
-

La Consejería de la Presidencia ultima un borrador de nuevas ayudas que espera convocar en este trimestre

El 90,5% de los municipios se une para prestar servicios

El 90,5 por ciento de los 2.248 municipios existentes en Castilla y León está unido en la prestación de servicios básicos a sus vecinos, como la recogida de residuos sólidos, el abastecimiento de agua o actividades de cultura y turismo, mientras que únicamente 213 localidades lo realiza de manera individual. Es el mapa de mancomunidades en el que las provincias de Valladolid, Palencia, Ávila y Zamora encabezan la lista de más pueblos asociados en sus territorios y Soria cierra como la que menos.

Siete de cada diez municipios (74 por ciento) pertenece a una única mancomunidad, el 25 por ciento, a dos y solo un uno por ciento, a tres o más. Su tamaño medio es de nueve localidades aliadas para unos fines muy diversos, entre los que también se encuentran incendios, conservación de caminos, servicios sociales, sanidad, protección civil o parques y jardines.

Las mancomunidades actuales o clásicas, que son uniones voluntarias de municipios, contaron con 3,4 millones de euros de la Junta en 2019,  según explica a Ical el director general de Administración Local de la Consejería de la Presidencia, Héctor Palencia, quien avanza que su departamento prepara el borrador de subvenciones para este ejercicio con una dotación similar y con el objetivo de que se puedan convocar en este trimestre. 

Por otro lado, la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, dirigida por el vicepresidente, Francisco Igea (Cs), ha presentado el anteproyecto de modificación de la ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio, aprobada en 2013, para facilitar la creación de mancomunidades de interés general sin necesidad de tener aprobados los mapas rurales, motivo por el que encalló el proyecto en la pasada legislatura.

Héctor Palencia afirma que la colaboración es “absoluta y permanente” entre ambas consejerías, una con competencias en entidades locales y la otra en ordenación del territorio, y asegura que la creación de mancomunidades de interés general no implica que se suspendan las ayudas a las clásicas.

“La Junta parte de la consideración de que los municipios se organicen de la mejor forma posible para la prestación de los servicios y las mancomunidades es la vía más extendida y la que mejor resultado presenta, y han demostrado ser útiles”, argumenta Palencia, convencido de que ambas figuras son compatibles.

Estructura local

De las  235 mancomunidades -145 fueron las beneficiarias de las ayudas en 2019-, un total de 220 se despliega en el mapa de las nueve provincias, 14 son interprovinciales y una interautonómica (Burgos-La Rioja). Así, León cuenta con 37 mancomunidades; Salamanca, con 31; Ávila y Burgos, con 28, respectivamente; Palencia, con 25; Segovia, con 23; Zamora, con 18; Valladolid, con 17 y Soria, con 13.

En el reparto de las 14 interprovinciales, Ávila y Segovia comparten una mancomunidad; Burgos y Palencia, cinco; Burgos y Segovia, una; León y Palencia, una; Palencia y Valladolid, dos; Segovia y Valladolid, tres, y Valladolid y Zamora, una.

Respecto del número de municipios mancomunados, en Ávila son el 97,58 por ciento; en Burgos, el 92,45 por ciento; en León, el 90,52 por ciento; en Palencia, el 98,95 por ciento; en Salamanca, el 96,96 por ciento; en Segovia, el 79,43 por ciento; en Soria, el 47,54 por ciento; en Valladolid, el 99,56 por ciento, y en Zamora, el 97,58 por ciento.

La estadística contabiliza en los primeros puestos 163 para residuos sólidos (69,36 por ciento), 98 para abastecimiento de agua (41,70 por ciento), 72 para cultura y deporte (30,64 por ciento), 68 para turismo (28,94 por ciento) y 62 para incendios (26,38 por ciento). Pero los fines son variados, entre ellos diez se crearon para patrimonio histórico y artístico, siete para tecnología, las mismas que para utilizar quitanieves, tres para recogida de animales muertos y dos para vivienda.

Las mancomunidades clásicas contaron con 1,2 millones, las mancomunidades de interés general urbanas -las únicas que se pueden crear ahora-, con 744.721 euros y las mancomunidades de requisitos especiales, con 140.192 euros, del total de 3,2 millones el año pasado.

Según recoge el informe anual sobre las cuentas del Sector Público Local de Castilla y León, ejercicio 2017, del Consejo de Cuentas, el 61,9 por ciento de las mancomunidades rindió sus cuentas en plazo, lo que supone 17,7 puntos menos que los ayuntamientos (79,6 por ciento) y el 14,6 por ciento inferior a las entidades locales menores.



Las más vistas