scorecardresearch

Benteler plantea congelar salarios pero no habla de despidos

L.M.
-

La dirección trasladó a los sindicatos su intención de no aumentar las retribuciones y recordó la falta de nuevos proyectos que padece la factoría burgalesa

Los trabajadores se concentraron a finales de diciembre para denunciar la incertidumbre a nivel laboral. - Foto: Luis López Araico

La finalización del 2021 y la entrada del 2022 parece haber trasladado algo de calma a la tensión laboral que se vive en el seno de la fábrica de Benteler. Dirección y sindicatos han empezado a negociar el convenio, encuentro en el que no se habló de exceso de plantilla o despidos pero en el que sí se esgrimieron una serie de condiciones que el comité considera «una carta a los Reyes Magos».

Fuentes de los sindicatos aseguran que Benteler ha planteado a los representantes de los trabajadores una negociación«conservadora» en la que, de momento, no han puesto sobre la mesa ningún tipo de medida drástica. La principal medida que quiere imponer la compañía es la congelación de los salarios de cara a los próximos cursos, una medida que el comité rechaza. También apuntan esas mismas fuentes que se les trasladó la proposición de futuras incorporaciones pero en categorías salariales distintas -a menor coste- o ampliación de la jornada de trabajo a convenir entre ambas partes.

La primera valoración que hacen los sindicatos es de una «enorme desproporción» entre los intereses de ambas partes, aunque se trata de una postura algo lógica dentro de las negociaciones colectivas. Lo que sí les trasladó Benteler es la dificultad que sufre la planta de Villalonquéjar para encontrar nuevos proyectos con los que aumentar la carga de trabajo, hecho que preocupa tanto a la dirección como a los empleados. Del mismo modo apuntaron que la plantilla burgalesa, compuesta por más de 600 profesionales, es «muy cara» en relación a los competidores de la firma auxiliar de automoción. «Nos piden aportaciones a los empleados, más allá de las que llevamos haciendo en los últimos años, aunque no han planteado en ningún momento lo que tanto temíamos: despidos», indican esas mismas fuentes.

El conflicto entre Benteler y el comité de empresa viene tras trasladar la dirección a los sindicatos a finales del año pasado que, en sus planes de cara a 2022, no encontraba acomodo para 70 empleados. Los trabajadores reclamaron a la compañía más explicaciones sobre esa afirmación, a lo que la firma no respondió. Sí que admitió a este periódico que cada vez les es «más difícil» generar nuevos proyectos. «Existe un exceso de capacidad productiva en Europa que provoca que perdamos competitividad», apuntaban hace unas semanas desde Benteler.

Uno de los mayores competidores que tiene esta planta está dentro de su propio grupo: en la fábrica de Vigo, indican fuentes sindicales, se está operando con menores costes salariales y con unas máquinas más modernas. No obstante, a mediados de año la fábrica local invirtió 12 millones en una prensa de estampación.