scorecardresearch

Familia invertirá 194M€ de la UE para los servicios sociales

SPC
-

El presidente Alfonso Fernández Mañueco anuncia que estos fondos servirán para convertir en casas inteligentes al menos 200 domicilios de personas con gran discapacidad en la Comunidad

Alfonso Fernández Mañueco, junto a las responsables de servicios sociales de Castilla y León, Galicia, País Vasco y Murcia. - Foto: Miriam Chacón ICAL

La Junta de Castilla y León, gracias a los fondos europeos, impulsará la digitalización de sus servicios sociales durante los próximos años, con proyectos como el presentado ayer que consiste en robotizar 200 domicilios de personas dependientes. El presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, fue el encargado de anunciar que el Gobierno regional invertirá 194 millones de euros de los fondos europeos en modernizar los servicios sociales de la Comunidad y convertir en casas inteligentes al menos 200 domicilios de personas con gran discapacidad. De esta manera, explicó el máximo dirigente regional, se busca aumentar el bienestar de estas personas y hacerles la vida más fácil tanto a los beneficiarios como a sus cuidadores. «Hay que hacer más fácil la vida cotidiana», sentenció.

Un proyecto que avanzó con motivo de la inauguración del Congreso nacional de Servicios Sociales, donde Fernández Mañueco recordó que el Ejecutivo autonómico tiene una clara apuesta por la modernización en todos los ámbitos de la vida pero muy especialmente en los Servicios Sociales. Destacó así el impulso de la inteligencia artificial en las residencias y hogares con sensores, robots y sistemas para mejorar los cuidados de larga duración. 

También aprovechó la oportunidad para hacer referencia a elementos como los andadores inteligentes, sistemas avanzados para mejorar la higiene y extender la teleasistencia avanzada de manera gratuita a los mayores de 65 años que lo requieran. De igual forma, el líder de la Comunidad señaló los dispositivos específicos para detectar el fuego, el humo y el gas y los detectores de fugas e inundaciones, de cara a evitar riesgos «innecesarios» en la vida cotidiana de las personas mayores o con dependencia.  

El presidente de la Junta consideró, según recogió la Agencia Ical, que el uso de las nuevas tecnologías sirve para aumentar la capacidad de respuesta, ayuda a acortar los plazos en los procesos y facilita la atención a las personas en el marco de la Dependencia 5.0 que se implanta en Castilla y León. «La digitalización está entrando de lleno en el mundo de los cuidados personales y nos ayuda a crear unos Servicios Sociales más eficaces, más completos, más personalizados y más sensibles», añadió Fernández Mañueco.

Robotización

En el acto también señaló como la robotización y la domótica deben ponerse «siempre» al servicio de las personas más vulnerables, gracias a los avances que facilitan a los dependientes para ganar en calidad de vida. Así, hizo referencia a los fondos europeos que, a su juicio, van a ser una «oportunidad» que la Junta aprovechará al «máximo», y citó los 194 millones de euros que se invertirán hasta 2023 para que los Servicios Sociales de Castilla y León avancen en clave digital, para modernizar las instalaciones existentes, así como para llevar lo mejor de la tecnología en las residencias  y en los hogares de las propias personas.

Por último, quiso recordar la implantación en la Comunidad del primer plan para las personas mayores que viven en soledad, que beneficiará a 145.000 castellanos y leoneses por que tendrán derecho a prestaciones específicas por esta situación, incluso aunque no tengan ninguna otra necesidad económica y social. «Las personas mayores tienen que saber que estamos a su lado, sobre todo las que más nos necesitan», declaró.