scorecardresearch

Los monjes abren su casa al mundo

I.L.H. / Oña
-

La Reina inaugura hoy la exposición de Las Edades del Hombre en San Salvador de Oña. Las 138 piezas que conforman 'Monacatus' resumen la vida y la historia de los monasterios católicos de Castilla desde el interior de uno de ellos.

Agustín Lázaro es el comisario de la muestra. - Foto: DB/Luis López Araico

En la jornada previa a una inauguración siempre hay mucho trabajo. Ayer era evidente en las inmediaciones del monasterio de San Salvador de Oña, donde hoy la Reina inaugura una nueva exposición de Las Edades delHombre. Cuando doña Sofía suba la escalinata  del monumento benedictino nada debe evidenciar que ayer por la tarde todavía se daban los últimos retoques en el acceso al monasterio y se colocaban las etiquetas con los nombres de las piezas. Entre pruebas de luces, megafonía y plásticos sin retirar, los medios de comunicación constatamos la intensidad que requiere la víspera.

Junto al trajín de operarios, técnicos, personal de seguridad y trabajadores pudimos recorrer la exposición guiados por el comisario de la muestra, Agustín Lázaro. Durante más de una hora    -para hoy le han pedido que resuma-, el canónigo fabriquero de la Catedral dio cuenta de los detalles de las 138 piezas que conforman Monacatus, la muestra que resume la vida y la historia de los monasterios católicos de Castilla desde el interior de uno de ellos.

San Salvador de Oña -y con él todos los monasterios- abre sus puertas al mundo para narrar desde dentro sus mil años de historia. Fundado en 1011 por Sancho García, tercer conde de Castilla y nieto de Fernán González, su legado religioso y patrimonial y también su conexión con la Corona, hace de él un escenario único para hablar de la realidad monástica, de la vida cristiana de los monjes, de sus rezos y sus tentaciones, de las distintas órdenes y fundadores, de sus scriptoriums y sus huellas pictóricas o pétreas.

Los últimos retoques eran ayer evidentes en los accesos al monasterio.Los últimos retoques eran ayer evidentes en los accesos al monasterio. - Foto: DB/Luis López Araico Como es habitual en las exposiciones de Las Edades, el relato de la vida monacal se ha dividido en capítulos (6) que en este caso recorren la iglesia, la sacristía, la sala capitular y el claustro (diseñado por Simón de Colonia). Entre las piezas hay obras de autores tan destacados como Goya, Zurbarán, Gregorio Fernández, Luca Giordano, Felipe Vigarny, El Greco, Alonso Berruguete, el maestro de Oña Fray Alonso de Zamora, Vela Zanetti, Antonio Oteiza, Vázquez Díaz, Cándido Pérez Palma, Delfín Grisaleña... Y piezas de indiscutible valor como el cartulario de Oña, la tumba de don Pedro López de Mendoza, los facsímiles de varios beatos (los originales son inalcanzables), un reloj de piedra que a la vez es la lápida fundacional de un monasterio, la aljuba que sirvió de mortaja al conde don Sanchoy que fue bordada en seda y oro sobre lino, el frontal del comedor de San Salvador, el fresco con la vida de santa María Egipciaca, etc.

Canto desde el coro

El recorrido de la exposición comienza a la entrada de la iglesia hablando de Dios desde un punto de vista teológico. En el primer capítulo las piezas aluden a Origen, regazo y meta y explica el sentido del resto de la exposición. De este primer tramo les destacamos el retablo de Espinosa de los Monteros que realizó Fray Alonso de Zamora (siglo XVI) para el Cristo de santa Tigridia (siglo XIII) y que en este muestra consiguen por fin reunirse. Aquí también aparece, entre otros, el cuadro de Goya (Oración en el huerto), Luca Giordano(Transfiguración del Señor), Delfín Gómez Grisaleña (La nueva Jerusalén), Zurbarán (Agnus Dei) y Berruguete (Anunciación).

En el capítulo Retirados del siglo señalamos a José de Ribera (San Juan Bautista en el desierto), Mateo Cerezo (Magdalena penitente), Alonso Berruguete (San Jerónimo), El Greco (Alegoría de la Orden de los Camaldulenses), la carta fundacional de Oña y su cartulario y Vigarny(San Vitores).

En la siguiente estancia y para anunciar el capítulo tres, A ti gloria y alabanza, una proyección permite ver y escuchar a unos monjes benedictinos cantando desde el coro. Vestidos de blanco porque el negro de su hábito habitual no destaca en la sillería, los religiosos oran con el gregoriano. Les acompañan el sagrario de Campo de Villarcayo, el cuadro Toque de vigilias de Pérez Palma o cantorales como el de Las Huelgas.

A Los trabajos y los días se dedica el capítulo cuarto en el que se incluyen las reglas de distintas órdenes, planos y mapas de monasterios, báculos y anillos, el reloj-lápida de Santa María de Benevívere, el sepulcro del obispo Pedro González Manso realizado por Vigarny, boticarios, beatos, San Miguel Arcángel de Gregorio Fernández y varios capiteles.

Dones y carismas se titula el penúltimo capítulo, en la sala capitular y el claustro. Y de Monacato y monarquía habla el sexto, que alude a las conexiones entre religión y Corona. Aquí está la aljuba de don Sancho o la del infante don García, por ejemplo.

Directo desde oña

Monacatus se abre hoy oficialmente con la inauguración de doña Sofía a las 12:30 horas. Con ese motivo, CyLTV emite a nivel regional un especial desde Oña. El programa arrancará a las 12 del mediodía y se prolongará durante dos horas. Lucía Rodil y Enrique Berzal conducirán la emisión desde el set que se ha colocado en las inmediaciones del monasterio.