scorecardresearch

Los contratistas esperan llegar a los 2.000M€ de obra pública

SPC
-

El presidente de la Cámara recalca que ante el panorama económico actual es necesario que las administraciones «entiendan nuestros problemas y pongan soluciones»

Enrique Pascual (1i), junto a Juan García-Gallardo y María González, antes de la clausura de la asamblea. - Foto: Ruben Cacho (Ical)

Los contratistas ven con optimismo este año y confían en que la recuperación de la obra pública permita que la inversión en la Comunidad alcance los 2.000 millones después de que en el ejercicio 2021 se quedara en unos 1.400 millones, tal y como detalló el presidente de la Cámara de Contratistas, Enrique Pascual, que, no obstante, indicó que lo razonable para el sector es que la licitación de obra pública en la Comunidad rondara los 2.500 millones anuales. Pascual, que realizó estas declaraciones en el acto de clausura de la asamblea anual que la Cámara de Contratistas celebró ayer en Valladolid y a la que asistió el vicepresidente de la Junta Castilla y León, Juan García-Gallardo, y la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, también agradeció al nuevo Gobierno autonómico que una de sus primeras medidas haya sido el plan anticrisis para intentar paliar el impacto el encarecimiento del precio de las materias primas en la ejecución de los contratos.

«Se lo habíamos pedido y han reaccionado rápidamente. Estamos muy necesitados de apoyo público, no solo económico, sino también de que se entiendan nuestros problemas. Percibo en este nuevo Gobierno mucha ilusión y ganas de trabajar», se felicitó, y recalcó que ante el panorama económico actual es necesario que las administraciones «entiendan nuestros problemas y pongan soluciones», y aseguró que percibe en el nuevo Gobierno «mucha ilusión y muchas ganas».

«Todavía me sorprendo de cómo el sector se ha mantenido en pie, pues vamos recuperando tono, estamos en unos 2.000 millones y yo creo que nos podemos estabilizar», insistió el responsable de los contratistas en Castilla y León, sector que en épocas de prepandemia llegó a aglutinar a unos 137.000 empleos directos que hoy no superan los 70.000.

En este sentido, el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo Frings, quiso trasladar a Pascual todo su apoyo en unos momentos «especialmente complicados desde el punto de vista económico, primero a causa de la pandemia y ahora por la guerra de Ucrania y una inflación galopante» y subrayó que prueba de ello son las primeras medidas que el Consejo de Gobierno ha adoptado no solo en favor del sector sino también para paliar la grave situación de otros desfavorecidos. Por su parte, María González Corral reconoció que la Junta tiene por delante muchos proyectos nuevos que se irán conociendo poco a poco, entre los que destacó el plan de carreteras, así como iniciativas en materia de transportes y logística.