El Juzgado anula la RPT del Ayuntamiento de Villarcayo

A.C.
-

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo estima el recurso que interpusieron la portavoz socialista, Rosario Martínez, y los ediles de Ciudadanos, Jesús Argüelles y José Eugenio Alonso de Porres en 2018

El Juzgado anula la RPT del Ayuntamiento de Villarcayo

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Burgos ha declarado nula de pleno derecho y sin efecto la aprobación definitiva de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la plantilla municipal que aprobó el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Villarcayo el 30 de agosto de 2018. El fallo se produce como consecuencia del recurso que presentaron la portavoz socialista en el Consistorio, Rosario Martínez, y los entonces concejales de Ciudadanos, Jesús Argüelles y José Eugenio Alonso de Porres, por "la falta de transparencia con la que actuó el alcalde, Adrián Serna y obviar el sometiemiento a la ley y al derecho", según explica la edil socialista. Martínez ya denunció entonces que esta RPT se había aprobado “a puerta cerrada por decisión del alcalde” y mediante una convocatoria urgente que la magistrada entiende que “no quedó debidamente justificada”.

La sentencia, notificada a las partes este lunes, concluye que aquel pleno ratificó la decisión de urgencia con una “ajustada mayoría” y que las materias que abordó “no son cuestiones que puedan solventarse por trámites de urgencia basada precisamente en el retraso de la administración demandada al tramitar y resolver las impugnaciones legítimamente promovidas contra ellos, como es la RPT”.

La concejala socialista señala la responsabilidad del alcalde sobre las “graves consecuencias” que este revés judicial supondrá a los casi 90 trabajadores y trabajadoras municipales y advierte de que, “ya no procede realizar una modificación aparente, maquillada, sino hacer las cosas bien desde el principio, tanto en la forma como en el fondo”. En opinión de la portavoz del PSOE, “lo lógico sería negociar y aprobar una RPT pactada y los representantes políticos, en el poder municipal o en la oposición, no deberían renunciar a ello”.