El arte de fabricar máquinas

A.C.
-

Salazar acoge este sábado la presentación de 'Ingenii Machina', el nuevo espectáculo de animación de calle de Alauda Teatro, en el que asombra una marioneta gigante que podrá manipular el público junto a multitud de ingenios

Isabel Sobrino y Gabriel Benito manipulan la marioneta gigante de ‘Ingenii Machina’. - Foto: Ana Castellanos DB

Alauda Teatro lleva destilando magia en los escenarios desde 1997. Rafael Benito e Isabel Sobrino, a quienes ya se han unido sus hijos Gabriel y Andrés, llevan más de veinte espectáculos a las espaldas y siguen creando y soñando. Con una imaginación desbordante, rigor didáctico y muy buen gusto han creado una nueva criatura, el espectáculo de animación de calle Ingenii Machina. Iban a presentarlo el 1 de abril, pero el estado de alarma ha demorado el gran día hasta este sábado, en que la plaza de Salazar albergará la carpa con los ingenios del espectáculo y en el exterior se podrá manipular una marioneta gigante de 4,5 metros de altura.
La idea se ha ido gestando durante un larguísimo periodo y la creación de los ingenios y mecanismos del espectáculo, todos manipulables por el público, les ha llevado nada menos que un año y medio. En el confinamiento limaron detalles e incluso crearon nuevas experiencias que, a priori, no habían previsto.  Gabriel Benito y su cortadora láser, fabricada por él mismo, han estado en el punto de partida de las creaciones, la mayoría en madera. En el ordenador diseña y la máquina recibe las órdenes de lo que debe de realizar. Aunque no tenga el título, Gabriel es en la práctica un ingeniero que no para de inventar y estos días también trabaja en un ingenio para otro grupo teatral de Burgos.
En Ingenii Machina, el público puede mover sin peligro las extremidades e incluso la cabeza de una giganta habitada por insectos, pájaros y árboles. Todo está pensado para evitar cualquier accidente con esta marioneta y las cuerdas cuentan con un sistema de freno que evitaría que una pierna o un brazo salieran despedidos por error. Creada en madera y metal, la gran mujer del espectáculo seguramente será una de las imágenes que más perdure en la memoria de niños y mayores que vayan a conocerla. Rafael Benito es lo que persigue, crear recuerdos imborrables.
Este espectáculo, como otros montajes anteriores de Alauda Teatro, será didáctico, pero el primero en el que el protagonista será el público, dado que todos los ingenios estarán a su alcance para que los manipule y aprenda de ellos. Entre sus creaciones hay incluso un ‘Musicóptero’, en el que la melodía suena solo si se pedalea mientras se mueve un sistema de engranajes que generan la energía necesaria.
Paneles donde se podrá mover una rueda de inercia, el engranaje de reloj, un sistema como el de un pistón de coche, un engranaje planetario o un disco de Newton para ver el efecto de la luz blanca que se crea con el giro a gran velocidad de una rueda multicolor, serán algunas de las posibilidades del montaje. Estos mecanismos se trasladarán a la práctica en tres autómatas en los que los espectadores podrán mover una marioneta ballena, delfines o una gaviota que parece surcar el aire con plumas y no con alas de madera.
El público también podrá disfrutar con una pirámide enigma, donde tras introducir su mano se encontrará con multitud de mandos, botones, ruedas... y un reto que lograr. Grúas y poleas mostrarán las bondades de estos mecanismos para levantar objetos. Una caravana que en su interior reproduce el funcionamiento de una cámara fotográfica que capta y refleja con una lente el espacio exterior y todo su movimiento completarán este nuevo montaje.
Alauda Teatro ya tiene comprometida una actuación en Roa de Duero y espera que el espectáculo pueda llegar este verano, a verse, al menos, en Medina de Pomar y Villarcayo, entre otros lugares de la comarca. Varios distribuidores nacionales e internacionales ya se han fijado en este trabajo, con el que Rafael Benito e Isabel Sobrino esperan viajar mucho. En Salazar, la premier será gratuita y es necesario reservar, en el 638 885 050, dado que el aforo limitado a 20 personas por cada pase de media hora de duración. Comenzarán a las doce de la mañana hasta las dos de la tarde y desde las cinco y media hasta las ocho y media de la noche.

Sin parar. Rafael Benito e Isabel Sobrino también trabajan estos días en la organización del noveno Festival de Títeres de Las Merindades, con el que no puede ni la pandemia de la COVID-19. Si todo va bien se celebrará los días 4, 5 y 6 de agosto próximos. Asimismo, sigue en marcha el desarrollo del V Curso Anima Madera, previsto entre los días  1 y 6 de septiembre. Quienes participen se podrán fabricar de la mano de Rafael Benito su propia marioneta de madera con su mando, y como complemento aprenderán una introducción a la técnica actoral del títere.